Sin luz, sin agua y sin gas.

Hoy he ido al banco. Lo tienen claro, el instituto tiene que pedir un crédito para ganar liquidez, poder pagar las deudas y redifinir el presupuesto:
  • Diversificar fuentes de financiación (que paguen más la familias, conseguir mecenas, alquilar espacios, vender productos o servicios, firmar convenios con empresas, ... acercarse un poco más al modelo de la concertada, que es el modelo a seguir).
  • Disminuir el gasto (replantear el proyecto educativo a la nueva coyuntura, comprar menos y más barato). Debemos priorizar criterios económicos, lo importante es ahorrar.
Hay que adaptarse a la lógica del mercado que nos harán más eficientes, más eficaces, más competitivos, mejores. Quien pueda pagarse la educación que se la pague.


El señor director en seguida me ha entregado el folleto: Línia ICO liquiditat a un bajo interés y además me ha recordado que la Llei d'Educació de Catalunya permite a los Institutos endeudarse. A devolver en 5 años, así podremos replantear nuestros presupuestos de acuerdo con las nuevas circunstancias. 

tipus fix, segons cotització. Per al 50% dels quinzenal més el marge que s’estableixi (2%, 2,50%, 3% o 3,50%), més un diferencial de l’1,50%.

Así resolvemos el problema de liquidez y ganamos tiempo para resolver el de financiación. (+)


En una llar d'infants de Terrassa han pedido 100 euros a las familias y van a disminuir la calidad de algunos alimentos y productos de limpieza.

En un Instituto de Santa Perpetua renegocian a la baja los contratos: limpiarán un poco menos, con una persona menos, exactamente.

En otro de Sabadell han apagado la calefacción.

Mi instituto no ha podido pagar las facturas de agua, gas, electricidad y teléfono. Así evitamos entrar en descubierto (los números rojos). Siguiendo las indicaciones del Consell Escolar hemos priorizado los gastos en mantenimiento y material didáctico. 

Ante la situación crítica el Consell Escolar, decidió:
  • No dejar de reivindicar que ha de ser la Generalitat la responsable de asegurar una escuela pública de calidad. Y reivindicarlo unitariamente con el resto de institutos.
  • Aprovechar la situación para iniciar un plan de ahorro. Aprovechar para ser más conscientes de lo que consumimos y hacerlo de manera más responsable.
  • Que la protagonista de este proceso sea la comunidad educativa (Personal laboral y administrativo, profesorado, alumnado y familias). Por que si este proceso de mejora no lo protagoniza toda la comunidad educativa, ni reivindicación ni ahorro coherentes con el proyecto educativo serán posibles.

Se ha puesto en funcionamiento las comisiones (formadas por alumnado, profesorado, personal administrativo y familias) encargadas de elaborar y ejecutar el Plan de ahorro y de informar a toda la comunidad educativa de la situación.

Ya no podemos pagar la luz. Veremos lo que nos encontramos al volver de la semana blanca.

Serie:

  1. La tisorada a educació: situació crítica als instituts

  2. ¡Indignaos!

  3. ¿Qué pasará cuando no paguemos la luz?

  4. Institut públic en venda

Comentaris