¡Indignaos!

En días como hoy...  ¡Indignaos! 

La indignación es la pólvora de toda explosión social. “Deseo que halléis un motivo de indignación. Eso no tiene precio. Porque cuando algo nos indigna, nos convertimos en militantes, nos sentimos comprometidos y entonces nuestra fuerza es irresistible”. 
El ataque sin escrúpulos hacia la Escuela Pública supone, de facto, un misil contra la igualdad de oportunidades y el inviolable derecho a la educación. Es hora de indignarse, es hora de mojarse.
A pesar de los motivos (para indignarse) ha habido un silencio sepulcral. en el claustro Sepulcral porqué la educación pública se muere. Y salvo excepciones, el claustro asume su papel de testigo mudo.  El claustro que educa a nuestr@s hij@s. Otro capítulo de la apoteosis necia.

Si una vez más permanecemos quietos esperando que nos salven, entonces es que realmente nos merecemos que nos hagan esto y todo lo que nos venga.
Ante la situación crítica el Consell Escolar, decidió:
  • No dejar de reivindicar que ha de ser la Generalitat la responsable de asegurar una escuela pública de calidad. Y reivindicarlo unitariamente con el resto de institutos.
  • Aprovechar la situación para iniciar un plan de ahorro. Aprovechar para ser más conscientes de lo que consumimos y hacerlo de manera más responsable.
  • Que la protagonista de este proceso sea la comunidad educativa (Personal laboral y administrativo, profesorado, alumnado y familias). Por que si este proceso de mejora no lo protagoniza toda la comunidad educativa, ni reivindicación ni ahorro coherentes con el proyecto educativo serán posibles.
En el actual desguace del Estado del bienestar le ha tocado el turno a la educación pública..., pero eso al claustro parece no importarle.

Ahora hay que reducir el gasto, de la escuela pública, que es la que utilizan l@s pobres. El aumento de las escuelas concertadas, o lo que es lo mismo, las escuelas privadas financiadas con fondos públicos en España parece imparable. Desde que la LODE, aprobada en 1985, hiciese una lectura poco diáfana del artículo 27 de la Constitución Española, se ha abierto un campo para la conversión de la Educación no en un servicio público sino en un mero negocio. Todos los Gobiernos, de uno u otro signo, han puesto en marcha medidas para facilitar el crecimiento del sector privado en el Sistema Educativo Español. 

Mientras,  la consellera de Ensenyament, quiere negociar con los sindicatos de docentes cómo "optimizar" y aprovechar la plantilla actual de maestros para hacer frente al incremento de 12.127 alumnos que se prevé para el próximo curso escolar 2011-2012. El pasado día 14, anunció que las más de mil aulas prefabricadas que funcionan en Catalunya continuarán en servicio más tiempo del previsto debido a la crisis económica.

Futuro negro, muy negro para la educación y no precisamente porqué los estudiantes catalanes tengan una nota baja en el informe PISA, por decir alguna cosa. Quizás también seria interesante pasar esta especie de pruebas que dan lugar a tantas decisiones y a tantos cambios, y descubren tantas deficiencias y fracasos, a otros colectivos no sean los estudiantes. Y ver los resultados.


Sólo recordar que la educación pública es una parte esencial de nuestros derechos sociales y una garantía del futuro de nuestras libertades. 

Mañana más. Por supuesto. Y nos queda el alumnado, que se reúne la semana que viene.

PD: no terminaré este apunte sin  resaltar que también soy consciente de las excepciones y precisamente por ello quiero dedicar este texto a las personas que luchan, dentro o fuera del sistema educativo, de modo formal o informal, por cambiar todo esto. Porque por pequeña que sea una aportación, un cambio, sirve de base para el siguiente.

Comentaris