PechaKucha

PechaKucha (ペチャクチャ) o Pecha Kucha es un formato de presentación (fundamentalmente creativa) en el cual se expone un trabajo de manera sencilla e informal mediante 20 diapositivas mostradas durante 20 segundos cada una. Originalmente creado por Astrid Klein y Mark Dytham de Klein-Dytham Architecture (KDa) en Tokio en 2003 como un punto de encuentro para jóvenes diseñadores donde pudiesen mostrar sus obras en público e intercambiar opiniones. Desde entonces, el formato se ha extendido de manera vírica a otras ciudades alrededor del mundo.
El nombre Pecha Kucha deriva de un término japonés que imita el sonido de una conversación (algo así como nuestro utilizado bla, bla, bla).
Font: wikipedia


La idea fundamental de PechaKucha es permitir compartir las ideas de diversos presentadores durante una noche, manteniendo un nivel de interés y atención alto mediante presentaciones muy concisas. Para ello se creó el formato 20×20 de PechaKucha: a cada presentador se le permite usar 20 imágenes o diapositivas, cada una de de las cuales es mostrada durante 20 s. En total, cada presentación transcurre durante 6 minutos y 40 segundos, tras lo cual se hace una breve pausa y el siguiente presentador sube al escenario. Cada evento consta normalmente de 14 presentaciones.
Los presentadores (y gran parte de la audiencia) vienen normalmente de los campos del diseño, arquitectura, fotografía y arte, aunque el fenómeno se ha extendido recientemente al mundo de los negocios y del Desarrollo de Software.
Desde su creación, el formato PECHA KUCHA se ha extendido por todo el mundo, y profesionales de todas las áreas lo utilizan para comunicar IDEAS, PROYECTOS, PROPUESTAS o ESTUDIOS de manera amena, directa e interesante para la audiencia. Esta herramienta implica un grado de preparación alto para quien presenta, y a la vez supone un reto comunicativo y emocional, como cualquier discurso oral dirigido al público. El formato 20×20 de PechaKucha está siendo adoptado también en el mundo de los negocios, y algunas empresas ya están restringiendo la duración de sus presentaciones a 6 minutos y 40 segundos, reservando las preguntas y el diálogo para el final.
Este formato de exposición se usa como instrumento para llevar a cabo presentaciones de duración limitada: fuerza al presentador a concentrarse en el mensaje, le permite una actuación ininterrumpida, y evita el tedio y aburrimiento que suelen causar las largas presentaciones basadas en diapositivas a los asistentes.



Algunos consejos para conseguir una presentación Pecha Kucha excelente, según Scott Clark de BuzzMaven.


Las claves según Mydocumenta: Sencillez, Pasión y Fluidez

1. Relájate, la audiencia va a preciar tu esfuerzo por contarlo todo en 20 imágenes, si además eliges un tema que te apasione todo será sencillísimo.

2. Simplifica la presentación, tanto el contenido como el continente: limítate a dos o tres ideas.

3. No utilices notas durante la exposición, las diapositivas van tan rápidas que no te dará tiempo a consultarlas, especialmente si tienes que sostener un micrófono.

4. No intentes ajustar tu discurso a cada diapositiva. Imagina la Pecha Kucha como una corriente de imágenes y mensajes que fluyen tras tu exposición.

5. Limítate a usar una imagen y/o un mensaje por diapositiva. Prohibido llenar la diapositiva de texto.

6. Utiliza un tamaño de fuente que cualquier asistente pueda leer por muy lejos que se encuentre.

7. Recurre, siempre que puedas, a fotografías y evita al máximo la utilización de las imágenes prediseñadas que incluyen las galerías de las suites ofimáticas.

8. Intenta ver ejemplos de presentaciones Pecha Kucha antes, en Internet tienes muchos disponibles.


9. Habilita zonas que te permitan “resincronizar” tu discurso al flujo de la presentación, aproximadamente en las diapositivas 7 y 14.

10. Practica previamente en casa la exposición y en el momento de hacerla ante público cuida especialmente la velocidad con la que hablas y, sobre todo, la respiración.



Xavier Duacastilla @ PechaKucha Night Barcelona Vol. 20 from PechaKucha Barcelona on Vimeo.



Comentaris