La Distancia entre Educación y Aprendizaje

No hay recetas mágicas. Excepto quizá centrarse en el estudiante, finalmente son ellos quienes harán de su país un lugar extraordinario.

Cuando cada uno comprenda el papel que le corresponde en esta maraña llamada Educación, se va a dejar de politizar un tema que debe centrarse en algo significativamente más importante: El aprendizaje.


POR ALMA DZIB GOODIN en Fronteras de la Ciencia


La especie humana es la única capaz de cambiar su entorno, emplear herramientas, curas enfermedades propias y de otras especies, llegar a la Luna o Marte y hacer que una cuerda de plástico nos haga cantar… pero al mismo tiempo, es la única especie que crea espacios artificiales para aprender miles de cosas, de las cuales solo empleará menos del 30% en el entorno natural, pasa en esos espacios la mayor parte de su vida, aplica exámenes infértiles y califica a sus miembros entre inteligentes y no inteligentes.

Para el resto de las especies, el aprendizaje de habilidades es simple, los padres enseñan conductas relevantes por un breve periodo de tiempo, y el mayor examen será en primer lugar sobrevivir y reproducirse para continuar sobre la faz de la tierra.

A diferencia de otras especies, en contra del progreso y la capacidad tan grande del ser humano, su modelo artificial de enseñanza solo ha sufrido dos grandes cambios desde su fundación: pasó de un modelo centrado en el alumno, desarrollado en la antigua Grecia, y el otro cambio fue un modelo centrado en el currículo, ante la ruptura de la iglesia. Lo demás han sido solo agregados instrumentales como el uso de imágenes en los libros, los libros de texto, por supuesto la masificación de la Educación y el uso de nuevas tecnologías.

He de decir que no sé nada sobre Educación, yo escribo sobre aprendizaje, así que no esperen que esta nota resuelva al Sistema Educativo Nacional, pero si creo que es tiempo que los análisis se hagan de manera más seria respecto a la Educación en México, tomen en cuenta que el futuro de la Nación depende, como muchos dicen, de sus estudiantes.

Antes que nada, le pido estimado lector que haga una diferencia de funciones y actores involucrados en el tema: La Educación, es un conjunto de planes y programas que un grupo de supuestos expertos diseña, personas que sólo pisaron las aulas como estudiantes, y que desde un escritorio, copiando modelos de otros países, decide que se va a enseñar, sin hacer un análisis de entornos.

En este grupo están los nunca reconocidos diseñadores curriculares, que cargan de contenidos los planes y que obviamente están perdidos en el tema de la enseñanza y del aprendizaje, pues no se necesita mucho para reconocer que hay procesos cognitivos involucrados, como la memoria, que es finita hasta para los sistemas computacionales más sofisticados, y estos seres tocados por Dios creen que los estudiantes pueden, y deben aprenderlo todo.

Debajo de ellos, se encuentran quienes escriben los libros de texto, seres mortales que no leen sus propios escritos, y confían que el editor los revise y corrija, cosa que nunca ocurre. Ellos hacen realidad todo lo que se bosquejó en los planes y programas.

Por supuesto en medio de todos ellos hay diversos expertos en Educación como son los administradores, secretarios de educación básica, secundaria y demás personal necesario. Los intocables, los creadores de esta máquina generadora de desempleados.

El siguiente punto, el blanco de todas las campañas políticas, los del sueldo miserable, los depositarios de los insultos y sueños de los padres, ¡los maestros!. Ellos se encuentran en medio de dos fuegos, pues son quienes ejecutan los currículos, estén como estén, con errores y aciertos, al mismo tiempo que son quienes intentan enseñar a los hijos que los padres les dan, los niños mal educados, los que pegan, los que lloran, los que no tienen hábitos, los que no saben la diferencia entre izquierda y derecha.

El siguiente actor es la sociedad, la que ha puesto los sueños en la Educación y equivocadamente usa a los maestros como blanco de insultos, los creadores de paradojas, como esa de llevar a sus hijos a la escuela para que los eduquen, pero insultan a los maestros por que no son capaces de educar a sus hijos. ¿Perdón?, los hábitos y los buenos modales se hacen en casa, el niño no puede ser educado en la escuela y recibir insultos cuando sale de ella.

Hay que agregar a todos ellos a los mercenarios, los que hacen dinero, los diseñadores de pruebas, esas que todos los niños deben responder, personas que se llevan mucho dinero a los bolsillos por diseñar exámenes que hacen sufrir a más de uno, pero que al final no hace un cambio en el aprendizaje del alumno, ya que si algo no pudo responder correctamente, no va a pasar nada. No se va a regresar a explicarle en donde estuvo mal. Se aplica el examen, se califica, se dice quien lo aprobó y quien no y se continua.

Estos personajes, mañosamente, olvidan (o bien no quieren reconocer) que el aprendizaje es un proceso dinámico, lleno de opciones, por lo que si algo no se sabe hoy, se aprenderá mañana.

En medio de toda esa batalla campal, como siempre, ignorados, mutilados en su capacidad de tener voz y voto, están los niños, con el derecho universal para tener una educación, pero sin el privilegio de decidir que quiere saber, cómo utilizar los conocimientos o tener un ritmo personal de aprendizaje. La Educación dice que todos parejos, que leer es leer y que escribir es juntar letras, ya un buen día averiguarán para qué sirve todo eso.

En los niños, está el proceso de aprendizaje, sincronizado como respuesta ante el ambiente, en ese órgano conocido como cerebro, alejado y a veces hasta ignorante de eso que la Educación pretende hacer con esas mentes en formación. Este proceso lejos de ser personal, es un patrimonio que la evolución dispuso para las especies, para crear la capacidad de adaptarse al medio y con ello sobrevivir.

Con esto en mente, espero estimado lector que comprenda la enorme distancia entre Educación y Aprendizaje.

La Educación dice que un niño deben aprender la aritmética, y va a pasar algunas horas resolviendo ejercicios y haciendo exámenes que como resultado le darán un número. ¿Qué sentido tiene el número?, solo la diferencia entre: ¡qué bien lo hiciste! O ¡ya verás cuando llegues a casa, flojo bueno para nada!.

Los principios del proceso de aprendizaje, indican que las respuestas se producen mejor en el contexto, de tal suerte que una vez que el niño ha aprendido a sumar, restar o multiplicar, debe usarlo como respuesta a su ambiente. ¿Cuándo han visto a un pato haciendo exámenes de nado?, una vez que aprende lo básico, se lanzará a nadar y a resolver los problemas que venga de esa actividad.

No digo que los maestros son perfectos, solo puedo recordar dos o tres maestros extraordinarios en mi vida escolar, es cierto, tienen una labor titánica, mal pagada y poco reconocida, pero no pueden ser filósofos, políticos, artistas, niñeras, historiadores, psicólogos, neurólogos, terapeutas, enfermeras, doctores, limpia mocos y réferis. ¡Son maestros!

También es cierto que aún en los Estados Unidos, donde se encuentran la mayor cantidad de premios Nobel las cosas no son sencillas, con estudiantes por debajo del promedio en las pruebas de PISA en ciencia. La diferencia, es que hay una sociedad dispuesta a invertir en ciencia y arte, a importar al talento, mientras que en México, se sigue pensando que un día una varita mágica hará que la Educación cambie.

No hay recetas mágicas. Excepto quizá centrarse en el estudiante, finalmente son ellos quienes harán de su país un lugar extraordinario.

Cuando cada uno comprenda el papel que le corresponde en esta maraña llamada Educación, se va a dejar de politizar un tema que debe centrarse en algo significativamente más importante: El aprendizaje.



Referencias:
Dzib Goodin, A. ( 2012) ¿Deben los maestros saber neurociencia o ciencia?. Disponible en red:http://neurocognicionyaprendizaje.blogspot.com/2012/07/debes-los-maestros-saber-neurociencia-o.html
Dzib Goodin, A. (2012) La enseñanza por competencias y su incompetencia para comprender el aprendizaje: Disponible en red:  http://neurocognicionyaprendizaje.blogspot.com/2012/05/la-ensenanza-por-competencias-y-su.html
Institute of education Science (SF) A summary of findings from PISA 2006. Disponible en línea: http://nces.ed.gov/surveys/pisa/pisa2006highlights.asp
PISA (SF) What students know and can do: Students performance in Reading, mathematics and science. Disponible en red:http://www.oecd.org/pisa/46643496.pdf

Comentaris