Célestin Freinet. Pedagogia al servicio del pueblo

Apuntes sobre la obra de este maestro francés que luchó por crear una escuela popular, al servicio del pueblo, entre dos guerras mundiales en Francia. 

Célestin Freinet nació el 15 de octubre de 1896, en Gars, un pequeño pueblo ubicado en los Alpes Marítimos de Francia. Es decir, nació en el campo y se crió como hombre del campo, como campesino. En 1914, a penas comenzaba sus estudios en la escuela normal, fue enlistado en el ejército para combatir en la Primera Guerra Mudial. Es herido de bala en u pumón, herida de la que no se recuperaría nunca por completo. Debido a esa herida siempre tuvo dificultades para respirar. En 1920, consigue su primer puesto de maestro en la misma otro pueblo de la misma zona rural donde nació. Freinet fue militante del Partido Comunsta, activista sindical y organizador de cooperativas no sólo en educación. En su pueblo natal fundó una cooperativa para electrificarlo. En el ámbito nacional creó, junto a su esposa Elise, la Cooperativa de Enseñanza Laica. Posteriormente rompe con el Partido Comunista. Termina fundando una escuela propia con ayuda de trabajadores y de amigos al servicio de los más pobres y de algunos niños y niñas de clase media cuyos padres compartían sus ideas politicas y pedagogicas. Más datos sobre la vida de Freinet pueden encontrarlos en la biografía escrita por Louis Legrand, la página web: http://webpages.ull.es/users/medull/PEDAGOGOS%20Y%20TEXTOS/FREINET/ freinets.pdf.

Freinet estaba interesado en crear una pedagogía alternativa a la tradicional, una pedagogía al servicio del pueblo. Comenzó por cambiar su propia práctica en la escuela, es decir, comenzó con una pedagogía práctica, fundada en la experimentacion en la escuela. Introdujo la imprenta y alrededor de ella un número de tecnicas pedagógicas. Así era com Freinet preferia hablar, de técnicas pedagógicas más que de teoría pedagogica. El texto libre como punto de partida de la actividad de aprendizaje y como base para “el complejo de interés” es una de las técnicas más preciadas por el pedagogo del pueblo.

En 1925, Freinet viaja a la Unión Soviética. Allá se pone en contacto con Krupskaia, esposa de Lenin, para el momento ministra de educación. Durante su estadía pudo conocer de primera mano las experiencas educativas del socialismo en construcción. En especial le llamó la atención la enseñanza por complejos. Al punto que propuso, como parte de las técnicas de la escuela moderna, “el complejo de interés”. Con la adopción de esta técnica, Freinet marcaba distancia de los ejes de interés propuestos por Decroly. Por cierto estos últimos fueron adoptados en la reforma curricular que llevó a la implantación de la Escuela Básica de nueve grados en nuestro país. Además, en tiempos de revolución se adopta más bien el método de proyecto, el cual nació de la escuela pragmática de Dewey en los Estados Unidos y fue impuesto en nuestro país por los organismos multilaterales en la reforma educativa de 1997, sin tomar en cuenta las propuestas de pedagogos revolucionarios como Freinet.
Freinet también se distanció del movimiento de la escuela nueva. Él propuso más bien el término de “escuela moderna”. La escuela nueva pondría énfasis en la novedad, aunque ésta pueda ser poco recomendable. Para Freinet, la novedad en si misma no tiene porque ser buena consejera. Por otro lado, tampoco le gustaba la expresión “escuela activa”, porque los estudiantes pueden aprender en situaciones donde esten tranquilos, en reflexión. Por otro lado, un estudiante activo no necesariamente está aprendiendo. Para Freinet, la escuela de la primera mitad del siglo XIX era anticuada, necesitaba ser modernizada según los adelantos científicos en muchas áreas, necesitaba de una nueva pedagogía, de una pedagogía moderna. Precisamente dedicó toda su vida al desarrollo de esa pedagogía.

Para más detalles sobre la propuesta pedagogica de Freinet, y en especial sobre “el complejo de interés”, recomendamos leer los trabajos del propio Freinet (1977), obra postuma publicada en 1969, y Faure (1979). Este trabajo resulta además interesante para el momento actual por su propuesta de enseñanza de la geografía desde el medio local.

Aprovecho la oportunidad para reiterar mi llamado a los educadores y educadoras revolucionarias a que beban de la fuente de los pedagogos revolucionarios. Sólo mediante el estudio en profundidad podemos distinguir a los verdaderos pedagogos revolucionarios de los no revolucionarios. He señalado en otras oportunidades que muchos educadores asumen equivocadamente como revolucionarios a ciertos pedagogos progresistas que fueron orgánicos a la democracia burguesa, por tanto a las clases dominantes. 


...
Se silencia sistemáticamente a los pedagogos revolucionarios y se enfatiza, para confundir, las teorías y modelos de pedagogos progresistas al servicio de la burguesía.

Referencias

FREINET, Célestin (1977). Por una escuela del pueblo. Cuadernos de Educación 49-50. Caracas: Laboratorio Educativo. (Original en francés, 1971)

FAURE, Raoul (1979). Medio local y geografía viva. Biblioteca de la Ecuela Moderna 21. Barcelona: Laia. (el editor no señala la fecha de publicación de la obra original en francés)

Comentaris