El Método E.A.S.W. (European Awareness Sustainability Workshop)

La aplicación que hasta ahora se ha dado a este conjunto de técnicas, ha sido el de consensuar, entre los actores sociales participantes, las propuestas de futuro lo más deseable y sostenible para una comunidad en concreto.
 Fuente: Cimas


El método EASW (European Awareness Sustainability Workshop) parte de la elaboración de diferentes técnicas, que en un comienzo realizó el Instituto Danés de Tecnología y posteriormente adaptó, para los programas VALUE II e INNOVATION, la DG XIII de la Comisión Europea.

La aplicación que hasta ahora se ha dado a este conjunto de técnicas, ha sido el de consensuar, entre los actores sociales participantes, las propuestas de futuro lo más deseable y sostenible para una comunidad en concreto. Está por tanto en la línea de nuestra pretensión en el uso de estas técnicas, habiendo sido contrastada su eficacia en la creación de debates públicos, con el fin de obtener instrumentos sociales innovadores que hagan posible la sostenibilidad de las intervenciones en una comunidad.

En uno de los casos que nos sirven de referencia, el barrio de Trinitat Nova (Barcelona), esta actuación es una fase más dentro del Plan Comunitario, que afronta la realización de una Remodelación para esta zona periférica de la ciudad. Lo que se pretende obtener, aplicando este método, es la imagen que los distintos actores tienen del futuro barrio, consensuando el mejor y más sostenible de los escenarios posibles.

DESCRIPCIÓN DE LA PUESTA EN ESCENA.

Como es lógico, antes de la realización de los talleres ha de hacerse la convocatoria a las personas, entidades o instituciones que pretendamos que acudan a los talleres. El proceso se realizó en dos sesiones, con unas cincuenta personas, representativas de distintos sectores y grupos implicados en la vida del barrio: vecinos, asociaciones, técnicos, profesionales, comerciantes/sector privado, políticos y responsables de instituciones.

Para centrar los debates se establecieron seis áreas de contenidos:
  • la interacción en el barrio, el distrito y la ciudad 
  • nuevas viviendas y sostenibilidad 
  • accesibilidad y sistema de espacios públicos 
  • potencialidad del desarrollo económico 
  • infraestructuras ambientales: agua, energía, residuos y transportes 
  • participación ciudadana y organización social 
Como elemento dinamizador del posterior debate, se proyectó un vídeo que contempla la situación del barrio: "Trinitat Nova: un trajecte a la ciudadanía" . A los intervinientes, divididos por grupos homogéneos de actores, se les pidió la elaboración de dos escenarios posibles para el barrio hacia el año 2010: uno en positivo y otro en negativo. De unos "cuchicheos" iniciales por parejas se pasó a grupos de 5-6 personas con un monitor, el cual iba redactando a la vista de todos las propuestas de cada bloque (unas tres o cuatro propuestas por apartado). 

En la sesión plenaria posterior, un representante por cada grupo hizo públicas, mediante un poster-resumen, los escenarios para el barrio que habían elaborado. Estos escenarios, deseables e indeseables, estaban argumentados con los problemas, las necesidades previsibles y los retos y decisiones que habría que considerar para hacerlos frente. El debate conjunto fue resumiendo estas visiones para el futuro, sin reducir su complejidad.

En la segunda sesión se organizaron talleres específicos, ya no por la condición de los asistentes, sino por el interés que cada persona tuviera por un tema en concreto. De esta manera el técnico en urbanismo, interesado en las infraestructuras, se podría encontrar en el mismo taller que la madre de familia, vecina de la Trinitat Nova. O el político de la administración autonómica estaría debatiendo con el pequeño empresario en temas de participación y organización social.

En cada grupo, apoyado por un monitor, se generaron y seleccionaron las ideas y proyectos que parecieron más interesantes, que posteriormente pasaron a manifestarse, mediante poster-resumen, en la sesión plenaria correspondiente.

Visto el escenario no deseable para el barrio y visto también el que se consideraba más apetecible, se plantearon las acciones que podrían propiciar este buen futuro. La votación en asamblea dejó establecido el rango de prioridad para las acciones que se proponían para incorporar al Plan de Remodelación del barrio.

PUNTOS FUERTES Y DÉBILES.

Hay elementos que pueden reforzar un método o, por el contrario, manifestar debilidades intrínsecas, volviéndose en contra del objetivo inicial. Veamos algunos.

1. Como en técnicas anteriores, las fortalezas o debilidades dependen en buena medida del proceso anterior. Por ejemplo, la convocatoria para asistir a los talleres o jornadas depende de cómo se haya realizado la dinamización previa, de quién realice la convocatoria, de qué tipos de compromisos o acuerdos se hayan establecido con políticos o asociaciones, por ejemplo... En resumen, cómo se haya trabajado previamente en las redes de la comunidad. De esta forma podemos apreciar una fortaleza o una debilidad en el resultado de la convocatoria, bien si se ha logrado conectar con diferentes redes implicadas o al contrario si no se ha conectado o se ha conectado con una sola red, porque entonces nos encontraríamos con una homogeneidad engañosa y estéril.

2. Otro punto que hay que considerar de igual manera, a favor o en contra, es la experiencia y habilidad en el manejo de la técnica por parte de los monitores, dado que es previsible que aparezcan divergencias sustanciales entre diferentes sectores de la comunidad. ¿Qué hacer en el caso de discrepancia frontal entre diferentes redes o entre sectores sociales con intereses divergentes?. ¿Qué estrategia plantear en el, más que posible, caso de que se manifiesten las opciones de los segmentos sociales antagónicos (la sociedad de los 2/3)?.

3. Es sin duda interesante el doble agrupamiento que plantea este modelo, primero en grupos homogéneos (vecinos, técnicos, empresarios, etc.) y posteriormente cruzándolos por intereses, dado que mostrará una vez más la complejidad de los problemas sociales. Tras haber realizado unas propuestas desde la uniformidad, aparecen, subyaciendo, los elementos que las complejizan: intereses, alianzas o conflictos entre sectores, transversalidad de identidades, identificaciones coyunturales, etc. Desde este escenario el consenso entendemos que puede propiciar el respaldo amplio a las propuestas que emanen de los talleres.

4. La intención de los talleres no es la generación de información, la captación de discursos, sino la puesta de manifiesto de propuestas concretas, el debate, la priorización y toma de decisiones por orden de importancia para los participantes. Tiene por tanto un propósito de concreción pragmática, que puede actuar como un elemento que refuerce la motivación de los asistentes, al obtener resultados en el acto.

Comentaris