5 Razones para aprender jugando

La importancia del juego siempre se ha destacado en las primeras etapas del desarrollo del niño para ir perdiendo todo protagonismo en la etapa adulta, os contamos cinco buenas razones por las que el juego debe ser el motor principal del aprendizaje a cualquier edad y explicamos cómo y el por qué.

5_razones_ aprender_jugando
1. Los juegos enganchan
Está claro que las personas adquieren las habilidades y los conocimientos que necesitan cuando están interesados ​en aprender, lo cierto es que esta máxima no siempre se produce. Por ello los métodos de aprendizaje y enseñanza tienen tanta importancia para conseguir que el alumno realmente aprenda.
La mayor parte de nosotros disfruta del juego, aunque no lo veamos tan claro cuando somos adultos, el aprendizaje que “trabaja” con las emociones, las recompensas, la competitividad, los retos, las sorpresas…contiene un potencial de aprendizaje intrínseco a partir del cual el deseo de aprender se convierte en un motivador muy potente.
En este sentido, el juego aporta  sentido de la autonomía, competencia y relación, piedras angulares de la motivación intrínseca, a partir de la cual  los jugadores llegan a lo que se conoce como el estado de flowtérmino acuñado por el psicólogo Mihaly Csikszentmihalyi, y que se refiere a un estado mental de enfoque. Este estado emocional, según su autor, se encuentra en una zona entre los bajos niveles de desafío que producen la apatía, el aburrimiento o la relajación y los altos niveles de desafío de un reto y que pueden llevar a la ansiedad, la excitación. Cuando una persona encuentra en el juego ese estado flow que le motiva lo suficiente como para participar, comprometerse y disfrutar, entonces el aprendizaje se produce con facilidad.
2. ¡Los juegos funcionan!
Son pocas las organizaciones que adoptan el juego como parte de su programa de capacitación profesional, pero las investigaciones demuestran de manera inequívoca los beneficios del aprendizaje basado en el juego. Un meta-análisis realizado por la Escuela de Negocios de la Universidad de California-Denver llegó a la conclusión de que los empleados que utilizaron el juego en el aprendizaje terminaron con un nivel de conocimiento general un 11 % más alto, un nivel de  desarrollo de habilidades 14 % más alto, y un 9% mayor en la tasa de retención que los que utilizaron otros métodos. Los jugadores también desarrollaron la autoeficacia, así como la creencia de que uno puede lograr sus metas, en una tasa de un 20 % más alto. Es decir,  los empleados que jugaron, presentaron una mayor comprensión de las habilidades y del conocimiento necesario para tener éxito en el trabajo, y además se sentían más seguros de sus habilidades para llevar a cabo sus funciones.
Los juegos funcionan mediante la retroalimentación del progreso inmediato al alumno, es decir, en lugar de esperar hasta el final de una serie de módulos para demostrar el dominio de los conocimientos, por lo general mediante un cuestionario… los jugadores toman parte activa en el proceso de aprendizaje y demuestran sus conocimientos y habilidades a medida que lo desarrollan con el fin de completar el juego.
3. Los juegos proporcionan un ambiente seguro para fracasar
Está claro que enviar a alguien a una situación nueva sin ningún tipo de preparación no tiene sentido, se pueden cometer errores que suponen un coste, crear experiencias negativas… Los juegos, en este aspecto, proporcionan un excelente entorno para aprender a través del fracaso. Transportado a un entorno virtual por ejemplo, el alumno tiene la libertad de tomar decisiones que le pueden conducir al fracaso y ofrecer oportunidades de instrucción. Pero a diferencia de otras formas de aprendizaje, los juegos realmente ofrecen al alumno la oportunidad de practicar haciendo, en lugar de sentarse y ver, el jugador realiza la tarea, vuelve a jugar un nivel, refuerza el contenido, y no puede avanzar en el juego sin tener que demostrar que entiende cada concepto.
4. Los Juegos tienen sus raíces en la teoría educativa
Es importante entender que el potencial de los juegos en el aprendizaje se apoya en varias teorías pedagógicas:
  • Constructivismo: esta teoría sugiere que las personas crean conocimiento a través de la interpretación de lo que ven, leen , oyen y hacen. En este sentido los juegos permiten construir la base de conocimiento mediante la toma de decisiones y la interacción con el mundo del juego, construyendo así la comprensión de los contenidos.
  • Teoría del Aprendizaje Situacional: postula que las personas aprenden mejor cuando se colocan en contextos auténticos y cuando interactúan con los demás en lugar de esperar a recibir los conocimientos que se evaluarán más adelante. El aprendizaje basado en el juego aplica esta teoría mediante la creación de experiencias y permitiendo al alumno la oportunidad de jugar a través de diferentes situaciones.
5. Los juegos aprovechan los procesos afectivos y cognitivos
El proceso cognitivo es responsable de funciones como la síntesis, la comprensión, la evaluación y el análisis que normalmente se asocian con el aprendizaje. Los juegos alcanzan el dominio cognitivo cuando los jugadores toman decisiones basadas en la información que encuentran – que requiere el recuerdo, comprensión, análisis, etc. Por otra parte, los procesos afectivos son los que controlan nuestros valores, motivaciones, actitudes, estereotipos y sentimientos e implica el desarrollo de diferentes habilidades como: estar abierto a nuevas experiencias, hacer frente a los desafíos, la valoración de uno mismo y los demás o la gestión de las emociones, entre otras.
Estos componentes emocionales, de desafío e interacción personal  son  aspectos que proporcionan los juegos, que están fuera de procesos del pensamiento cognitivo y que no aparecen en otros métodos de aprendizaje, lo cual permite trabajar habilidades a un nivel superior.
Después de estas cinco razones aquí expuestas podemos decir, que a través de la participación en experiencias de aprendizaje que ofrecen juegos, retos, etc. se fomentan las motivaciones intrínsecas del aprendizaje pues proporcionan una respuesta inmediata y la oportunidad de aprender sobre la marcha, y finalmente el alumno termina su experiencia con un mayor conocimiento y una mayor confianza en sus habilidades…
Así que si realmente quieres aprender… ¡Juega y aprenderás!

Comentaris