Ateneos de Fabricación vs bancos de alimentos. ¿Qué modelo de cultura queremos?

banc aliment vs ateneu de fabricacióPor Antonio Alcántara en Educació Transformadora

El Centro de Creación Digital promovido por el ayuntamiento de Barcelona, ​​en el barrio de Ciudad Meridiana del distrito de 9 Barris, ha sido okupado por los vecinos del barrio para hacer un Banco de Alimentos.


En mayo de 2011 Xavier Trias, en su campaña por la alcaldía de la ciudad de Barcelona, anunció lo que para él era un proyecto “revolucionario”. El actual concejal de Urbanismo, Antoni Vives explicaba que se trataba deubicar en el barrio de Ciudad Meridiana el Fab Lab Barcelona, ​​un centro de producción e investigación digital promovido por el Massachussets Institute of Technologie (MIT). También instalarían otro centro en el barrio de las Corts y, si la propuesta funcionaba a medio plazo, generarían una red que llamarían de “centros cívicos de segunda generación”.

Estos equipamientos fueron bautizados con el nombre de Ateneos de Fabricación. El del barrio de las Corts se inauguró el mes de julio y el Ciudad Meridana fue okupado este mes de agosto los vecinos para poner el banco de alimentos del barrio.

Que el vecindario de un barrio decida okupar un Centro Cultural “de última generación” para hacer un banco de alimentos nos hace pensar muchas cosas. ¿Cuál es la situación del barrio, qué nivel de organización vecinal hay, qué papel están jugando las administraciones o cuál es el modelo de cultura que se está desarrollando…? Es en esto último donde se centra este artículo. Bueno, vamos por partes.

¿Qué es un Ateneo de Fabricación?
La periodista Meritxell M. Pauné en la revista “La Veu del Carrer” de la Federación de Asociaciones de Vecinos y Vecinas de Barcelona (FAVB) explica que los Ateneos de Fabricación deberían ser, al cabo de los años, una especie de bibliotecas de la tecnología. Un lugar donde ir a usar una máquina puntera, que difícilmente tendremos en casa pero que la mayoría de ciudadanos sabremos utilizar. Podremos fabricar en ella desde una silla hasta un juguete o unos zapatos. Como ha ocurrido con portátiles y móviles, se espera que esta tecnología baje de precio, pero hoy por hoy es muy cara. Esto hace que la mayor parte de la inversión para los Ateneos prevista en los presupuestos de 2013 se dedique a comprar maquinaria: 1.500.000 euros. Terminar la adecuación del Ateneo de Ciudad Meridiana costará 250.000, una sexta parte.
La realidad de Ciutat Meridiana y el banco de alimentos
El barrio de Ciudad Meridiana es conocido como “Villa-Desahucio”. El barrio de España con el mayor número de desahucios. La AVV del barrio explica que la situación que están sufriendo es extrema. Con el verano y la finalización de las becas escolares de comedor la situación se agrava. En la web de la Asociación 500×20 – una de las promotoras de la acción- explican que las vecinas usuarias de los servicios del banco de alimentos no querían ir al que tenían asignado por los Servicios Sociales. Quieren utilizar el que está en el barrio gestionado por la AVV y los vecinos. Y es que el otro banco de alimentos se encuentra a más 2 km de distancia en el otro extremo del distrito, el barrio de Porta. Los vecinos sin dinero debían colarse en el metro para ir a buscar comida con el peligro de multas de 100 €.


En los últimos meses el banco de alimentos autogestionado por el vecindario ha repartido unas 18 toneladas de comida. Actualmente la Asociación de Vecinos tiene registradas 150 personas que acuden a recoger alimentos básico como pasta, arroz, leche, conservas…
okupacio banc aliments (5)
Momento de la okupación vecinal. Foto de la AVV
¿Qué modelo de cultura queremos?
La utilización del concepto de Ateneo o centro cívico de segunda generación para definir este nuevo equipamiento no es gratuita. El concepto de Ateneo como centro cultural puntero e innovador es una realidad en Barcelona. Actualmente están surgiendo nuevas propuestas y otras se están consolidando desde la gestión de la ciudadanía. Son ejemplos elAteneu Flor de Maig en el Poblenou, o Can Batlló en Sants, y en el mismo 9 Barris existen varios proyectos como por ejemplo el del Ateneu Popular con 35 años de historia y nacido de las luchas vecinales. Asimismo el concepto de centro cívico de segunda generación copia el que hace años trabajan desde centros socioculturales de gestión ciudadana del estado español como la Casa Invisible en Málaga o la Casa del Pumarejo en Sevilla. La ciudadanía hace tiempo que habla de Centros Culturales de segunda generación y del concepto del procomún entre otras cosas.


El modelo de cultura en 9Barris se trabaja desde la comunidad. La cultura se convierte en una herramienta que permite el crecimiento de las personas y su comunidad, aglutina, analiza su realidad y actúa para transformarla. Se crea una sociedad construida entre todas donde la justicia social, la solidaridad, el apoyo mutuo y la horizontalidad son pilares. Así lo demuestran la cantidad de proyectos socioculturales gestionados desde el vecindario con larga tradición. Ateneos, centros de barrio, centros juveniles, talleres de bicicletas okupados, etc.
Y aquí es donde encontramos la contraposición.
Los Ateneos de Fabricación del ayuntamiento de Barcelona son un modelo donde la cultura se nos presenta como un objeto de lujo impuesto desde las altas esferas para solucionar problemas en el barrio. Una cultura de lujo que podemos ver, que podemos tocar y de la que incluso podemos llevar un trozo a casa. Gracias a “gurús” de la cultura y las nuevas tecnologías por acercarnos un trozo del cielo al infierno del barrio. Todas queremos conocer lo último en tecnología. El tema es que ningún vecino ha pedido este objeto de lujo para su barrio. Un objeto cultural para consumir en un barrio de 11 .000 habitantes donde 420 familias – con sus respectivos miembros- han sido atendidas por la AVV por problemas de vivienda.


El ayuntamiento se empeña en presentarse como salvador de las miserias de los barrios y lo que hace es imponer propuestas alejadas de las necesidades del vecindario. No necesitamos salvadores que vengan a mostrar la luz a los barrios, se necesitan recursos y herramientas para que podamos cubrir las necesidades desde la misma ciudadanía. Sabemos, queremos y lo hacemos.
A partir del ejemplo que hemos descrito podemos hacer este sencillo cuadro que nos permite contraponer los dos modelos de cultura para entender dos maneras diferentes de construir la sociedad. Parte de la realidad de 9Barris y seguro que se puede extrapolar a otros territorios.

Modelo Cultural
PromotorAyto. de BarcelonaCiudadanía de 9 Barris.
EjemplosAteneo de FabricaciónAteneu Popular, Casals de Barri, Casals de Joves, Plans Comunitaris
CreaciónDesde arriba hacia abajo.En horizontal y hacía arriba
Planificación, ejecución y evaluaciónDesde los técnicos y los expertos del ayuntamientoDesde el ciudadanos que viven cada día su realidad. Tejido social con apoyo de técnicos propios.
ImplantaciónImpuestaDialogada
FinalidadLlenar titularesLlenar el día día. Transformar la sociedad
Método de trabajoTrabajo de imagenTrabajo de fondo
Enfocado a conseguir resultadosEnfocado al proceso. EL resultado forma parte del proceso.
Consumo culturalConsumo cultural como complemento de la creación cultural.
Relación con el entornoEl proyecto tiene sentido por el mismo. No necesita relación con el entorno.El proyecto tiene sentido en relación con la comunidad. Trabajo comunitario.
Papel del  vecindarioPasivoParticipativo
FinanciamientoRecursos PúblicosRecursos propios y/o públicos
En definitiva podemos decir con claridad que en Ciudad Meridiana han llevado a la acción el poema de Gabriel Celaya que decía aquello de “Maldigo la poesía concebida como un lujo cultural“.

Para profundizar y enlaces utilizados

Sobre los Ateneos de Fabricación:
Sobre Ciutat Meridiana y el banco de alimentos
Sobre el modelo cultural

Esta entrada se publicó originalmente en el blog “educaciotransformadora” el 26 de agosto de 2013

Comentaris