“Nuestros recursos naturales son el desarrollo de nuestra comunidad”

Gracias a las técnicas que permiten aprovechar mejor el agua para el riego los cultivos de Piedra Grande, Bolivia, han mejorado la calidad de vida de más de 28 familias

Estas familias producen y comercializan hortalizas, papa, maíz, oca y algunas legumbres, logrando duplicar su producción dos veces al año, lo que ha permitido también mejores ingresos económicos, con un incremento del 50% respecto a años anteriores.



Hace algunos años la producción agrícola, en la comunidad Piedra Grande del municipio de Tarvita (Sucre) se limitaba sólo a la siembra en época de lluvia. Las familias tenían acceso al agua para consumo, pero no para riego, esto provocaba rendimientos bajos en la producción, sobre todo de papa y maíz; inseguridad alimentaria de la población y un alto grado de desnutrición en niños y niñas. En los últimos años la variación de la época de lluvia en la comunidad ha afectado en la cantidad de agua para el consumo y el desarrollo de la siembra.

Zacarías Rojas de 30 años, está casado y tiene 4 hijos pequeños; ha vivido de la agricultura desde niño, trabajando con pico y pala, junto a sus padres. Sin embargo, sólo podían trabajar una vez al año en los cultivos tradicionales como la papa y el maíz, porque no tenían los insumos y herramientas necesarias para diversificar su producción; y no generaban ingresos suficientes para mantener a toda la familia, por eso, en busca de mejores ingresos, migraban a la ciudad de Santa Cruz, principalmente a la zafra de caña de azúcar “Yo no pude estudiar, porque mi escuela era muy lejos  y también porque tenía que trabajar para ayudar a mis papás en el sustento del hogar. Mi comunidad es muy alejada y no produce mucho para vender, como no sabíamos y tampoco teníamos para almacenar el agua de riego, lo que producíamos era poco, porque sólo sembrábamos una vez al año, cuando llovía”. 

Como una medida de prevención contra las sequías y adaptación al cambio climático y uso eficiente del agua, en 2009, Ayuda en Acción y PROAGRO han implantado un programa para aprovechar el agua: MINCAA–Yaqu (Manejo Integrado de Cuencas con Aprovechamiento Adecuado del Agua), que ha sido desarrollado de manera participativa con 28 familias beneficiarias del sistema de agua potable de la comunidad, logrando mejorar la producción agrícola y la diversificación de los productos de las familias.

“Hemos promovido la participación de los sectores sociales organizados para el uso eficiente del agua. Con este modelo hemos logrado el aprovechamiento adecuado del agua con la captación, conducción y almacenamiento para consumo y riego”.

Con el MINCAA – Yaqu se trabaja también con medidas de protección del suelo para evitar la erosión, sin embargo esto trasciende más allá de los trabajos de control de la erosión ya que contribuyen también a mejorar y mantener la capacidad productiva del suelo, para a su vez lograr incrementar en forma significativa los rendimientos, hacer sostenible la agricultura y en última instancia evitar o reducir degradación de los mismos.  Además, estas medidas conservan el agua.

El uso de nuevas tecnologías de riego ha despertado en Zacarías el interés  de participar en varios cursos de formación que se dieron como parte de las acciones del modelo del MINCAA–Yaqu: “He aprendido a usar nuevas tecnologías para el agua de riego, cuidar el suelo y  sembrar verduras; además me enseñaron, con otras técnicas a mejorar mi cosecha. Ahora vendo más, llevó mis productos  al  municipio de Tarvita y con el dinero que gano  hago estudiar  a mis hijos y les doy una mejor vida. Nuestros recursos naturales, son el desarrollo de nuestra comunidad, por eso debemos cuidarlos”.

Hoy las familias de Piedra Grande producen y comercializan  hortalizas, papa, maíz, oca y algunas legumbres, destinados al consumo y la comercialización, logrando duplicar su producción dos veces al año, lo que ha permitido también mejores ingresos económicos, con un incremento del 50 % respecto a años anteriores.

Comentaris