Perspectiva de género

La perspectiva de género pretende desnaturalizar, desde el punto de vista teórico y desde las intervenciones sociales, el carácter jerárquico atribuido a la relación entre los géneros y mostrar que los modelos de varón o de mujer, así como la idea de heterosexualidad obligatoria son construcciones sociales que establecen formas de interrelación y especifican lo que cada persona, debe y puede hacer, de acuerdo al lugar que la sociedad atribuye a su género. 


La perspectiva de género supone la existencia de una desigual distribución de poder entre hombres y mujeres que atraviesa todas las clases sociales. A partir de la perspectiva sostenida por muchas teóricas, desde el clásico El segundo sexo de Simone de Beauvoir[1] hasta los debates actuales, la diferencia de género sexual pesa de manera decisiva en el lugar que un sujeto ocupe en la sociedad. De este modo, se le atribuye a cada persona, según su sexo biológico, ciertas características y roles culturales que determinan estereotipos que se confunden con propiedades naturales de un sexo determinado.[2] 
La perspectiva de género pretende desnaturalizar, desde el punto de vista teórico y desde las intervenciones sociales, el carácter jerárquico atribuido a la relación entre los géneros y mostrar que los modelos de varón o de mujer, así como la idea de heterosexualidad obligatoria son construcciones sociales que establecen formas de interrelación y especifican lo que cada persona, debe y puede hacer, de acuerdo al lugar que la sociedad atribuye a su género. 
Los estudios de género, como perspectiva de frontera, corroen los modos naturalizados de ver los objetos adquiridos a lo largo de la formación disciplinar produciendo una mirada diferente sobre los objetos considerados habitualmente y sobre la manera de tratarlos. Lo que se pone en cuestión con la perspectiva de género es la presunta armonía preestablecida entre división y visión del mundo poniendo, de este modo, en crisis las evidencias.[3]
Estela Serret Bravo y colaboradoras, definen, en el libro editado por el Instituto de la Mujer Oaxaqueña Qué es y para qué es la perspectiva de género. Libro de texto para la asignatura: Perspectiva de género en educación superior , que la perspectiva de género es “un punto de vista a partir del cual se visualizan los distintos fenómenos de la realidad (científica, académica, social o política), que tiene en cuenta las implicaciones y efectos de las relaciones sociales de poder entre los géneros (masculino y femenino, en un nivel, y hombres y mujeres en otro)” (p. 15); “[…] una noción feminista que ha sido generada para cuestionar el carácter esencialista y fatal de la subordinación de las mujeres” (p. 54). La perspectiva de género sirve, señalan, para “cambiar la percepción social y la autopercepción del significado de ser mujer” (p. 53); resolver “con efectividad los severos problemas que en todos los niveles de nuestra vida social se derivan de la subordinación” (p. 54), y con ello, alcanzar la igualdad entre los géneros (p. 151).

  1. De Beauvoir, Simone (1949). El segundo sexo. Sudamericana.
  2. De Barbieri, Teresita (1993). «Sobre la categoría de género: una introducción teórico-metodológica». Debates en Sociología.
  3. Bourdieu, Pierre (2000). La dominación masculina. Barcelona: Anagrama.

Comentaris