27 de juny de 2016

Buscábamos a 43


¿Cuánto horror seremos capaces de conocer?


Buscábamos a 43
Jóvenes, normalistas, humildes
Enteros por su familia
Que son muchas familias y generaciones
insumisas.

Buscábamos a 43
Que son la memoria más nueva
Hecha de otras memorias de sangre
De batallas que arranca la tierra que
pretenden arrebatarles.

Buscábamos a 43
Y encontramos decenas, cientos, quizás miles
Sin nombre, sin registro, sin huellas,
Sin rostros, incluso, sin brazos ni piernas.

Los olvidados que sembramos
En el autoengaño de lo anormal
En el desprecio por el daño que nos hiere.
Emergieron de la tierra

Como rostros, como largo silencio
Que esperaban un Octubre rojo
Para darnos la conmoción en el alma.

Buscábamos a 43

Y nos hallamos desolados
Porque aún con ellos vivos, sanos, salvos o heridos
No podemos callar
A los olvidados que sembramos

Con la indolencia cruel
Con el miedo que nos arroja
Como restos de que lo quisimos ser
En un país de narcofosas.

Por Jenaro Villamil

Nota: si en algun moment hem optat per l'ús del masculí genèric, ho fem de molt mala gana, per no afegir pesadesa a les entrades, però sense que això suposi en cap cas que acata aquesta negació quotidiana de la presència de les dones en l'esdevenir del món.