#EduExpandida #LaProfesoraComoDJ


La educación puede suceder en cualquier momento, en cualquier lugar... El problema surge cuando ésta es difícil que suceda en el aula.

De la idea de la profesora-reproductora tenemos que emigrar a la del profesora-creadora entendiendo como autoría la forma, la manera, el discurso que producimos al organizar la información de una manera y no de otra.

Remezclar, regenerar, continuar el rizoma entendiendo nuestra práctica educativa como una forma de crear a partir de contenidos/ideas de otras. Todos copiamos, entendiendo por copiar crear conocimiento desde los demás.  




Considerarnos como autoras pasa por preguntarnos qué significa tal cosa en el siglo XXI, en un mundo hipertecnificado y donde la figura de experta se ha visto completamente modificada, por lo que ser autora es algo muy diferente a lo que entendemos como tal en el siglo XIX y puede ser parecido a lo que Borriaud nos dice que es un artista visual:

“Para ellos (los artistas actuales) no se trata ya de elaborar una forma a partir de un material en bruto, sino de trabajar con objetos que ya están circulando en el mercado cultural… Las nociones de originalidad (estar en el origen de) e incluso de creación (hacer a partir de nada) se difuminan así lentamente en este nuevo paisaje cultural formado por las figuras gemelas del DJ y del programador, que tienen ambos la tarea de seleccionar objetos culturales e insertarlos dentro de contextos definidos”

Así la profesora más que una mera consumidora y gestora de materiales didácticos elaborados por otras (por ejemplo, los libros de texto) debiera convertirse - no siempre, pero sí de forma repetida- en una creadora de materiales o espacios destinados a su alumnado actuando como un DJ de discoteca. Para ello necesitaremos tecnologia, y saber utilizarla.

La implatanción de las TIC en la educación no puede venir sólo de una decisión admnistrativa, más o menos bien recibida, sino que requiere un proceso de formación del profesorado que permita asumir el papel real del proceso de enseñanza-aprendizaje y, al mismo tiempo de un diálogo democrático con todos los sectores de la comunidad.

Hay que empezar por aceptar que lo que nosotras enseñamos no es lo que alumnado aprende. Mis ideas solo emergen de las ideas de otras y espero que se mezclen con las ideas de los demás, creando un infinito rizoma de conocimiento inacabado.

Según Borriaud, en el siglo XXI el término autor (ya seamos músicas, cocineras o profesoras) cobra un nuevo sentido: creamos a partir de las ideas de otras. La idea de producir el conocimiento de manera rizomática, planteada por los filósofos franceses Deleuze y Guattari defiende que copiar es re-generar, de tal manera que un DJ cuando pincha en la discoteca genera un discurso personal al ordenar de determinada manera la música de los demás. En Postproducción, Bourriaud defiende la teoría del artista como DJ, un creador que trabaja con lo creado.

Los paralelismos con el trabajo de la profesora resultan inmediatos; podemos simplemente intercambiar los términos artista por profesora y, de repente, todo cobra sentido:

“Todas estas prácticas pedagógicas ... tienen en común el hecho de recurrir a formas ya producidas. Atestiguan una voluntad de inscribir el currículum en el interior de una red de signos y de significaciones, en lugar de considerarlo como una forma autónoma u original”. Nuestro deber es dar sentido a nuestra práctica y a la información con la que trabajamos colaborando con todas las personas que participan del rizoma.

Borriaud lo tiene claro, en el momento que vivimos resulta impensable crear algo desde la nada, una idea que entra en conexión directa con la de rizoma. Cuando creamos partimos siempre de algo anterior de manera que abrimos la re-conexión y la creación genuina deja de tener sentido. Quizá esta idea de reprogramar sea nueva para las artistas actuales pero, si lo analizamos bien, es una labor que hemos hecho siempre las profesoras, por que el contenido con el que hemos trabajado ha sido nuevo en contadas ocasiones. Por eso el sustrato sobre el que cimentar la labor docente en el siglo XXI, es el de explicitar nuestro trabajo como remixeadoras validando la idea de que remixear es crear en vez de copiar.



Si nos entendemos como creadores, quizá la competencia más importante que deba desarrollar una profesora para su trabajo cotidiano sea la CREATIVIDAD. 

Al igual que los DJ que crea su “propia música” a partir de trozos o piezas de otros discos existentes (a partir de su  base de datos musicales o discoteca) creando una experiencia única para su audiencia en una sala de baile, la profesora debiera actuar de modo similar seleccionando y mezclando piezas o unidades culturales, pero que al mezclarlas en un mismo entorno generan una experiencia de aprendizaje específica para su alumnado.

El acto pedagògico no tiene principio ni cierre, hay que aceptarlo como una producción sociocultural inacabada. El aula, así, se convierte en un nodo más dentro de este rizoma. Y no es un espacio irrelevante, es un espacio que podemos controlar (más o menos), un buen espacio para recrear, un buen espacio para bailar...

Lo relevante es que la docente sea capaz de generar este espacio o entorno para su alumnado donde éste tenga que desarrollar algún tipo de actividad de aprendizaje interesante y competente con los recursos seleccionados y entremezclados por su profesora. El aula puede ser el eje central de ese espacio.

Nuestra función consiste en crear una descarga eléctrica, a medio camino entre el placer y el abismo, para que el alumnado recupere la pasión por conocer y explorar. OBJETIVO: que el aprendizaje, al fin suceda.



Un remix de frases e ideas (reflexionando sobre #EduExpandida) de textos de:
Programa de Canal Sur TV: TESIS dedicado a la Educación Expandida con entrevista a Ronaldo Lemos, Jesús Martín Barbero y a Brian Lamb uno de los creadores del movimiento EDUPUNK.
 Juan Freire en el Blog de Educalab INTEF (La Educación Expandida)
José Antonio Jiménez Ramos (El aprendizaje de las TIC en la pedagogía de Paulo Freire)
Pony Bravo (Canción “Lo más difícil del mundo”

Comentaris