Proyecto de Participación Juvenil "Espabilé"

@trabaconjovenes: Creo que las buenas experiencias en el trabajo con jóvenes hay que difundirlas lo máximo posible por distintas razones. Ahora se me ocurren: Una, es de justicia; Dos, hay que reconocer el buen trabajo de equipos profesionales y el apoyo y diligencia de funcionarios de la Administración cuando se produce; Tres, demostrar a personas incrédulas de distintos niveles que trabajan con jóvenes que es posible poner en marcha estas iniciativas y, Cuatro, dar la máxima difusión a estos proyectos que demuestran que no sólo de entretenimiento viven los y las jóvenes.

Intentaré ser breve y explicar de forma general de qué va este proyecto e incorporando los enlaces para que podáis profundizar e incluso contactar con quienes lo llevan adelante que, además, son muy buena gente.

Descripción general del Proyecto Espabilé.

Espabilé es un proyecto de participación juvenil del Área de Educación, Juventud e Igualdad del Cabildo Insular de Tenerife y gestionado por el equipo de dinamización de la Empresa Bencomia S.L. Su principal razón de ser es dar herramientas al colectivo juvenil para que puedan poner en marcha sus propias iniciativas y donde el equipo dinamizador es un mero faciltador durante el proceso. 

Su periodo de ejecución es de noviembre de 2015 a junio de 2016 y se implementa a través de cuatro ejes transversales. La principal característica es el trabajo con colectivos juveniles no estructurados a través de grupos motores comarcales que proponen sus propios proyectos y se someten a la fórmula de presupuestos participativos en donde la población joven decide qué actividades se financian y las cantidades económicas que se destinan, en función del presupuesto.

Antecedentes.

El proyecto tiene dos antecedentes: En el curso 2013-2014 se denominó "Espabilando" en donde se comenzó a dinamizar procesos de participación juvenil con metodologías participativas para que se organizaran grupos comarcales que propusieran la realización de actuaciones en función de sus necesidades e intereses. Esta primera etapa supone un cambio en el modelo de trabajo y en la consolidación de grupos juveniles.

Para el Curso 2014-2015, con "Espabilamos", se incorporan acciones formativas que permitan crecer a los grupos de jóvenes, así como involucrar a los y las jóvenes en el diseño, organización y dinamización de actividades de los grupos motores. Los grupos comienzan a tener una mayor autonomía sin la intervención directa del equipo de dinamización.

Ejes Transversales de "Espabilé" 2015-2016.

En base a  las experiencias previas, se determina que para este curso el proyecto cuente con cuatro Ejes Transversales que tienen presencia durante todo el periodo de intervención y se realizan de forma simultánea. Estos son:

1. Eje formativo.

Se organiza en tres líneas fundamentales. La primera, con una formación inicial con el personal técnico de juventud y jóvenes participantes del proyecto que hayan realizado el Curso de Dinamización Juvenil que el programa contempla. En esta formación, además de capacitación en educación para la participación, se explica el programa y se da la posibilidad de que el propio personal técnico de juventud de los distintos municipios pueda aportar sus propuestas para mejorar la intervención.

En segundo lugar, se contemplan dos líneas de formación con los y las jóvenes participantes. Por un lado, un Curso Básico de Dinamización Juvenil destinado a jóvenes interesados/as en incorporarse a los grupos motores y por otro, el Curso de Diseño y Gestión de Proyectos Juveniles, destinado a miembros de grupos motores y que ya han realizado el Curso Básico. Ambos son gratuitos y de forma on line.

La formación mixta es la tercera línea de actuación y se basa en formación en educación para la participación tanto para personal técnico como para jóvenes de grupos motores de forma conjunta.

2. Eje Evaluación.

La finalidad del proceso de evaluación no es otra que sea útil al proyecto, estableciendo criterios que permitan conocer la idoneidad de las acciones que se han propuesto y establecer cauces de acción destinados a la mejora permanente del propio proyecto.

La evaluación tiene tres momentos: al principio, coincidiendo con la formación inicial; de forma intermedia,  con la puesta en marcha de los grupos de jóvenes municipales y comarcales, y la final acabando el programa. En todas participan tanto el personal técnico de juventud como los propios participantes y de cada una de ellas se extraerán las propuestas que favorezcan la introducción de los elementos correctores oportunos a la planificación de proyecto o a acciones futuras.



3. Grupos motores.

Los grupos motores están compuestos por jóvenes y se definen por la flexibilidad y por no contar con ningún tipo de estructura directiva. Pueden salir y entrar cuando quieran y cada grupo puede organizarse en función de su realidad territorial. Todas las personas jóvenes que se integran en estos grupos lo hacen es una estructura horizontal donde todas las opiniones son importantes y está caracterizada por un funcionamiento significativamente democrático y participativo.

Para esta edición del proyecto se fortalece el papel activo de los grupos tanto a nivel organizativo como de reforzar su autonomía para que puedan proponer actuaciones incluso al margen del propio programa Espabilé.

4. Comunicación.

En esta edición se plantea profundizar en las estrategias de comunicación con las siguientes herramientas:

- Página web del proyecto. Seguir, como en ediciones anteriores, con la web del proyecto en donde se recojan todos los materiales de interés para participantes y profesionales de juventud, así como la difusión de las acciones programadas, convocatorias y procesos de inscripción para actividades formativas.
- Imagen. Creación de una imagen que pueda servir de vínculo directo entre las personas participantes en el proyecto.




- Difusión. Aprovechar los MM.CC locales para dar la máxima visibilidad posible al proyecto, sobre todo en el ámbito local en donde los y las jóvenes puedan difundir sus iniciativas. También a través de las páginas de facebook e instagram creadas al efecto.

Metodología.



Los principios metodológicos en que se basa el proyecto son:

- Educación para la Participación. Ofreciendo herramientas y recursos para participar en base a una serie de cuestiones como el diálogo, la democracia participativa, el consenso, la gestión compartida...
- Visión democrática e igualitaria. Nadie, ni el equipo de dinamización ni la administración pública, impone criterios ni prioridades a los grupos de jóvenes que deciden de forma directa sobre los asuntos que les conciernen en el proyecto.
- Educación en valores. Dinamización específica para trabajar la comunicación, la escucha, la resolución de conflictos o la cohesión grupal. Estas dinámicas están destinadas a que las personas se conozcan, compartan sus intereses, mejoren sus habilidades comunicativas y construyan un grupo comarcal con ganas de involucrarse en un proyecto colectivo más allá de la asistencia a reuniones concretas o a actividades específicas.
- Espacio para el ocio. Creando el clima y los espacios adecuados para que los y las jóvenes puedan pasar un rato divertido. El incentivo no puede ser la actividad final sino el propio proceso.
- Cauces de comunicación y diálogo. Profundizando en las estrategias de comunicación entre jóvenes, equipo de dinamización y personal técnico de juventud de los distintos municipios.

En este apartado hay que mencionar el Encuentro Intercomarcal de jóvenes que se realiza al final del proyecto en donde se mezclan los apartados formativos, la presentación de iniciativas e ideas y el diálogo para la toma de decisiones en relación a la puesta en marcha de dichas iniciativas, así como las actividades de ocio que permitan un ambiente propicio entre jóvenes de distintas comarcas de la isla.


Impresiones desde la distante cercanía.


He tenido la inmensa suerte de participar como ponente en las formaciones iniciales a técnicos/as de Juventud de Tenerife tanto en 2014 como en 2015 y también en un Encuentro Intercomarcal de jóvenes y he podido comprobar el funcionamiento del proyecto en toda su magnitud, conociendo a jóvenes participantes que se quedaban hasta las dos de la madrugada para que su proyecto al día siguiente estuviera perfecto para presentarlo ante el resto de participantes, y como ejercían de forma sería y consecuente la oportunidad de dotar económicamente a las ideas de sus compañeros/as. Un lujo. También he podido constatar hechos que no se pueden recoger en las evaluaciones y que son los más importantes: Ver la evolución de jóvenes durante un proceso estable de intervención, su crecimiento como personas y su implicación con la comunidad en la que están inmersas. Todos los estereotipos sobre los y las jóvenes se van al garete.

A profesionales y representantes políticos que hayáis leído este post os animo a profundizar en el proyecto "Espabilé" y a poner en marcha programas de participación juvenil que contribuyen a una sociedad más crítica y más justa.

Contacto y ampliar información.

A continuación os adjunto una serie de enlaces para ampliar la información básica plasmada en las anteriores líneas:

Twitter de Bencomia S.L. (@Bencomia1)

Comentaris