Medios libres para empoderar a la sociedad

En los dos últimos años se ha multiplicado la creación de medios asamblearios que liberan sus contenidos. Hemos entrevistado a los más representativos para entender los porqués, los retos a que se enfrentan y el futuro de estos nuevos proyectos, que toman el testigo de preservar la esencia más pura del periodismo. 

AITOR FERNÁNDEZ En DateCuenta





JAVIER BAULUZ: «SI UNO QUIERE QUE HAYA MÉDICOS EN DARFUR, SE HACE SOCIO DE MÉDICOS SIN FRONTERAS. SI UNO QUIERE QUE HAYA PERIODISTAS, SE PUEDE HACER SOCIO DE PERIODISMO HUMANO»

Que la intención más auténtica del oficio de periodista es denunciar las injusticias sociales para hacer de éste un mundo mejor es algo que ya argumentó muy bien, hace más de dos décadas, Ryzsard Kapuściński, el padre del periodismo moderno. También dijo que sólo las buenas personas podían ser buenas periodistas, porque sólo siéndolo es posible comprender a los demás, sus intenciones y tragedias. Pero basta pasearse por las páginas de cualquier periódico generalista –algunos más que otros–  o encender la televisión para saber que ésta no es la meta que los gobierna; basta incluso pasearse por nuestras universidades para descubrir que una gran parte del futuro de nuestra profesión aspira a presentar un programa de tipo ‘Callejeros’ o tiene como referencia a personajes como Ana Rosa Quintana, para comprender que todo está demasiado confundido. Incluso el oficio que sirve para hacer más inteligible aquello que envuelve a la propia sociedad.
Pero, un poco por la indignación de quien sigue portando una verdadera capacidad crítica, un poco por la precarización del periodismo dentro de nuestras fronteras y la necesidad social apremiante, en los últimos años han surgido decenas de medios asamblearios. Algunos, a pesar de la precariedad en la que trabajan, le están dando buenas lecciones a los grandes medios de masas. Realizan verdaderos trabajos de información más allá del copia y pega y las liberan en sus webs, logran presionar a los sistemas de poder, inspirar a los mass medianuevas formas de comunicar sin descuidar la calidad y, aunque estos últimos no lo reconozcan, apuestan porque algo sea noticia cuando los grandes ya la habían condenado al olvido.
El colectivo 15Mbcn.tv fue el primer medio de comunicación que entrevistó a Esther Quintana y despertó el interés mediático general.
El colectivo 15Mbcn.tv fue el primer medio de comunicación que entrevistó a Esther Quintana y despertó el interés mediático general.

UN PUNTO DE INFLEXIÓN

El 18 de mayo de 2011 nació Fotomovimiento en la Plaza Catalunya de Barcelona. Este colectivo de informadores gráficos surgió de la comisión de fotografía que se creó para documentar lo que estaba pasando en la plaza. “Las personas que nos encontrábamos allí”, explica Mónica Parra,“partíamos de la premisa de que no se podía continuar con ese abuso social y habíamos decidido mostrar al mundo en qué situación estábamos. La fotografía tenía que ser un elemento indispensable en la revolución.” Y las siete millones de visitas que han recibido desde el inicio atestiguan que lo fue.
“A menudo comprobamos que personas que han estado apartadas de la realidad se suman al carro del querer saber, madurar, reflexionar”, prosigue.Fotomovimiento cubrió desde aquel mayo la agenda de los movimientos sociales en Barcelona porque ha tenido plena confianza en que la sociedad está aumentando su capacidad crítica y trabaja a diario por conectarla con esa realidad que no sale en televisión.  Las imágenes de Tono, Ramón, Teresa, Manu, Mar, Sergi y Álex constituyen un acertado testimonio periodístico de tanta calidad que muchas veces son utilizadas por los medios de comunicación en sus publicaciones.



FOTOMOVIMIENTO: 

«LA FOTOGRAFÍA TENÍA QUE SER UN ELEMENTO INDISPENSABLE EN LA REVOLUCIÓN»

“El 15M fue el motor que despertó conciencias y generó que muchos profesionales se organizaran”, argumenta Daniel Ayllón, cofundador deLa Marea“Desde entonces han surgido colectivos de médicos, de periodistas, etc. porque el cambio tiene que estar apoyado en organizaciones.” La Marea es la revista mensual surgida a raíz del cierre del diario Público. Una docena de trabajadores que habían sido cesados en enero de 2012 impulsaron una cooperativa tras sufrir una especie de luto: “Habíamos creado mucha vinculación emocional con Público porque era un medio en el que creíamos”, explica Ayllón.
Por eso fue necesario un año de asesoramiento e impulso económico (mediante el apoyo inicial de más de 500 personas y la ayuda de organizaciones como la Cooperativa Integral Catalana) para definir el nuevo medio. Después de nueve meses, La Marea es todo un referente en investigación y análisis periodístico, con unas firmesconvicciones editoriales en las que se refleja un amplio sector de ideologías progresistas y, debido a su estructura de cooperativa, inspirada en el diario alemán Die Tageszeitung, a salvo de intereses empresariales y políticos. Una estructura que apuesta, además, por la publicación en papel “porque ayuda a ordenar la realidad y ofrece una segunda lectura”, concluye Ayllón.

PERO HABÍA VIDA ANTES

El 15M multiplicó los medios de comunicación horizontales, pero la existencia de proyectos alternativos anteriores es evidente. El Periódico Diagonal, a nivel estatal y  el semanario La Directa, en Catalunya, son ejemplos claros de diarios críticos de referencia. Dos años de gestación hicieron falta para dar a luz el primer ejemplar del Diagonal, en 2005, “surgido en el contexto de las movilizaciones contra la guerra”, explica Pablo Elorduy, “Nos planteábamos realizar un medio a la izquierda de El País. Obviamente había un campo amplísimo que llenar, y eso lo vio Público un año más tarde.” Hacer un papel quincenal crítico y al lado de los movimientos sociales fue la prioridad para esta asociación, pero en 2012 completaron su trabajo con una web diaria diseñada para las necesidades actuales. En el mismo contexto nació, un año después que El DiagonalLa Directa, un semanario de referencia en catalán que se ha ido profesionalizando y creciendo hasta hoy. Fue también en 2012 cuando apostaron por una nueva web de noticia diaria, dejando al semanario el papel de análisis reposado de la realidad. La Directa huye de la pretensión de una falsa objetividad”, escriben en ella, “porque nos consideramos una herramienta de transformación social.”
LaTele fue precintada por una orden de la Generalitat el pasado mes de junio | Foto: LATELE
LaTele fue precintada por una orden de la Generalitat el pasado mes de junio | Foto: LATELE
Pero la comunicación al lado de las necesidades sociales no sólo está presente en papel o en la web. En ese sentido, todas las ondas están cubiertas. “En el contexto de las movilizaciones contra la guerra de Irak se vio la necesidad de dotar a los movimientos sociales de herramientas de expresión propias más allá del papel tradicional.” El año 2003 surge en Barcelona la ‘Asemblea per a la Comunicació Social’, un proyecto consolidado hoy como LaTele y es uno de sus integrantes, Ibai Sans, quien responde a nuestra entrevista. Desde el 2011,LaTele es nada menos que el canal 37 de la TDT, una señal que llega a dos millones de espectadores potenciales, desde la plaza España de Barcelona hasta Sant Pol de Mar. Hacía más de 16 años que las ondas ya habían sido ocupadas en Barcelona por radios libres como Radio BronkaContrabanda FM o Radio RSK, pero era la primera vez que una televisión libre emitía y sentaba el precedente para futuros proyectos en otras ciudades del Estado. Estos cuatro proyectos asamblearios han dedicado espacios continuos a los movimientos sociales y la cultura popular. Y eso es algo que el gobierno catalán nunca ha querido permitir y ha perseguido, de la misma forma que los órganos de expresión anarquistas han sido cerrados, en muchas ocasiones, a lo largo de la historia. La última vez fue el pasado 14 de junio, cuando el Director General de Mitjans de Comunicació de la Generalitat de Catalunya ordenó precintar el emisor de LaTele. A pesar de que existe un reconocimiento legal para los medios sin ánimo de lucro, no existen vías para acceder a las licencias de emisión. Los medios se encuentran por tanto en una total indefensión, e incluso se han tenido que enfrentar a la mordaza de multas millonarias, como fue el caso de Contrabanda FMamenazada con una multa de cien mil euros.



LAS RADIOS Y TELEVISIONES LIBRES SIN ÁNIMO DE LUCRO PUEDEN EXISTIR, PERO NO TIENEN VÍAS PARA ACCEDER A LAS LICENCIAS DE EMISIÓN

Cierto es que los órganos de poder siempre han querido, en mayor o menor medida, controlar la información que ofrecen los medios. Así fue como el verdadero periodismo, incómodo para el poder, se fue transformando en un “periodismo corporativo”. Por eso, el poder siempre ha encontrado la artimaña legal de reprimir a quienes lo han desafiado. Éste fue el desafortunado ejemplo de la revista Cafè amb Llet, que fue multada con 10.000 euros y condenada a eliminar de su web la investigación –a pesar del derecho fundamental de libertad de expresión– que destapó el mayor escándalo de corrupción en la Sanidad catalana. “A veces piensas “¿Qué estoy haciendo?”, nos explicaba Albano Dante, su director,  en una entrevista concedida en 2012“pero cuando ves tanta gente interesada entiendes que es lo debes hacer. Gobierne quien gobierne continuaremos con la que debería ser la función de cualquier periodista: fiscalizar el poder.”
Segundo aniversario del 15M, manifestación del 12 de mayo de 2013 | Foto: MÓNICA PARRA (Fotomovimiento)
Segundo aniversario del 15M, manifestación del 12 de mayo de 2013 | Foto: MÓNICA PARRA (Fotomovimiento)

PERIODISMO POR LOS DERECHOS HUMANOS EN EL MUNDO

“Comenzamos en 2011, durante un curso de especialista en información internacional de la Complutense. Nos planteamos cubrir temáticas y regiones que son invisibles en la mayoría de las ocasiones.” Desde Senegal, México, El Salvador y Madrid contestan nuestra entrevista las/los integrantes de Hemisferio Zero, un medio digital observatorio de los países del Sur. Huir de la “agenda setting global”, personalizar y contextualizar los temas y escuchar los intereses de sus lectores son los objetivos que se ha marcado este equipo. “Tratamos las problemáticas del presente y su relación con los acontecimientos que han tenido lugar en el pasado, un vistazo atrás que consideramos muy necesario y que es obviado constantemente en los medios generalistas”, confiesa Guillermo Naya, algo muy importante en periodismo para que un ser humano de cualquier lugar pueda entender la realidad en la que vive otro ser humano que se encuentra a miles de kilómetros.
Con ese mismo objetivo nació, un año y medio antes, Periodismo Humano, un medio digital de referencia con más de doscientos mil seguidores/as si sumamos las principales redes sociales, Twitter y Facebook y que ya ha recibido trece premios de la sociedad civil. Si bien no estamos hablando de un medio horizontal, PH es un medio que ha demostrado priorizar el periodismo de calidad enfocado a defender los derechos humanos de las sociedades más desfavorecidas, al margen de los intereses comerciales. Javier Bauluz, el director del medio, siempre ha apelado a la complicidad ciudadana para sostener un medio digital que ha hecho posible denuncias que de otro modo hubieran quedado en el olvido: “Si uno quiere que haya médicos en Darfur se hace socio de Médicos sin Fronteras”, argumenta, “si uno quiere que haya periodistas, se puede hacer socio de Periodismo Humano.”
grafico-medios-libres-provisional

COBRAR POR EL TRABAJO Y OTROS RETOS

“Hemos demostrado que se puede hacer otro periodismo y que a la gente le interesa”, prosigue Bauluz, “nos queda demostrar que esto es sostenible económicamente.” Uno de los retos más importantes a los que se enfrentan los medios libres es el de la sostenibilidad. Hacer periodismo cuesta dinero, no sólo para remunerar a las plantillas y colaboradores/as, sino para mantener la propia infraestructura: el mantenimiento de una página web, los desplazamientos, los alquileres… son gastos que, sino están cubiertos, salen de los propios trabajadores. Los de Hemisferio Zero o Fotomovimiento, por ejemplo, ponen dinero de sus bolsillos para poder hacer su propio trabajo. Otros medios, como Diagonal o La Directa, sostienen su propia estructura con el ingreso de suscripciones o publicidad, pero no disponen de fondos para pagar a las colaboraciones externas, que son muchas.



PABLO ELORDUY (DIAGONAL):«NINGÚN MEDIO VA A SACAR A LAS MASAS A TOMAR PALACIOS DE INVIERNO»

Gracias a los medios libres, el sector crítico de la sociedad tiene un referente para estar informado. Es más: su trabajo sirve, a su propio juicio, para aumentar esa capacidad crítica. “Oír a una señora de 70 años decirte que te sigue porque así puede saber lo que realmente pasa es un chute de adrenalina brutal”, explica Mónica Parra, deFotomovimiento. “La capacidad crítica está aumentando, es sorprendente el interés que ha despertado la economía en los últimos años”, sostiene Daniel Ayllón, de La Marea. “Ahora bien”, alerta Gloria Moronta, de Hemisferio Zero,“hay que recordar que un buen número de personas lee la prensa para reafirmar sus ideas y esto es lo que deberíamos tratar de revertir creando espacios de cuestionamiento y de discusión.” El camino es todavía largo y es preciso escuchar muy bien las respuestas. “Bajo mi punto de vista se ha sublimado la idea de que el periodismo ciudadano nos salvará”, argumenta Pablo Elorduy desde el Diagonal“Ningún medio va a sacar a las masas a tomar palacios de invierno.”
Nadie duda sin embargo que estos espacios sean imprescindibles y que es necesario seguir creando sinergias entre los diferentes proyectos. Es preciso definir las propias fronteras para no multiplicar la misma información sin aportar nada nuevo y cometer el error de saturar –que es una estrategia de manipulación mediática–  o dejarse llevar por la prisa de ser el primero, algo que los medios libres tienen más conseguido que los generalistas, que libran en ella su principal batalla –véanse las coberturas del reciente accidente de tren en Santiago de Compostela–. Para conseguirlo, compartir los propios recursos y conocimientos debería ser algo primordial: “La agenda de trabajo que cada grupo tiene hace que sea complicado encontrar más tiempo para dedicar a esto”, concluye Parra, de Fotomovimiento, “pero es un reto pendiente que daría muchos frutos de hacerse bien.” A pesar de las dificultades y la neblina actual que pesa sobre nuestras cabezas, todos los medios entrevistados valoran su trayectoria y continúan creciendo en su trabajo, a la espera de que la complicidad ciudadana les ayude a mantenerse a flote.

Comentaris