Fotocampaña: No digas corralito, di participaciones preferentes

El drama de las participaciones preferentes; Más de un millón de engañados por los bancos de España.
“Esto es como un plazo fijo, podréis disponer de vuestro dinero en un plazo de 24/48 horas”, y como un lobo vestido de oveja se vendió el engaño. 53 entidades bancarias, bajo las caras de confianza de los directores de la sucursal, colocaron los ahorros de toda la vida de sus clientes en las llamadas participaciones preferentes,  como si se trataran de los conocidos “fondos de plazo fijo”.


Estas participaciones preferentes son emisiones de deuda cuyo plazo es indefinido y donde la entidad bancaria presenta intereses dependiendo de los resultados que proporcionen dichas preferentes, con la posibilidad de no ofrecer nada u ofrecer mucho. Se podrían definir como pseudo acciones, ya que sin tener ningún tipo de garantía por el Fondo de Garantía de Depósitos, los inversores no tienen derecho a votar dónde se invierte el dinero prestado; son idóneas para aquellos inversores que quieran invertir en una empresa, desentendiéndose de la gestión que se haga del dinero, pero no para los desinformados que han acabado comprándolas.

No obstante, este discurso fue omitido por parte de las entidades bancarias al aconsejar a miles de personas, de edad ya avanzada, que pasaran todos sus ahorros del plazo fijo donde los tenían a estas acciones preferentes. “El tipo de interés del plazo fijo (5%) ahora está bajando, puede introducir aquí (acciones preferentes) que tienen el mismo interés y es un nuevo producto que viene a ser exactamente lo mismo, podrá disponer de su dinero cuando quiera”. La realidad: ahorros que, hoy en día, más de un millón de afectados no pueden sacar del banco. Únicamente pueden disponer de su dinero mediante un préstamo. Por si no fuera suficientemente escandaloso, el perfil de los engañados pone el punto a la i.


Edita, 55 años
Afectada por La Caixa
Dinero secuestrado: todo el dinero de su empresa de transporte
“Yo estoy aquí por mi hermano, que está desesperado”.

Él tenía muchísima confianza con el director de La Caixa. Como había tanta confianza, él firmaba todo lo que el director le decía sin leerlo; cuando llegó a la oficina ya lo tenían todo preparado para que él firmara, ofreciéndole poner su dinero en participaciones preferentes: le dijeron que era exactamente igual que un plazo fijo (donde él tenía anteriormente colocado el dinero) y que podía disponer de éste siempre que quisiera avisando 24 horas antes de sacarlo.

Incluso, lo último que le quedaba de dinero se lo movieron a estas participaciones preferentes sin él estar presente ni firmar nada e, incluso, sin consultarle. Ahora se encuentra con que ya no tiene dinero para pagar a sus trabajadores: cuando fue a coger lo que necesitaba le dijeron que no lo podía sacar. Se ha quedado sin todo el dinero que tenía para pagar a los trabajadores y mantener su pequeña empresa de transportes que lleva como autónomo, y como consecuencia se ha quedado sin nada. Está desesperado y en depresión.

Julián Mayordomo, 77 años
Afectado por Caixa de Pensions
Dinero secuestrado: 24.000 euros

Después de ser cliente de Caixa de Pensions durante 40 años, recibe una llamada del director de la sucursal bancaria más cercana a su pueblo. Éste, considerado ya un amigo de la familia debido a la cantidad de tiempo de asesoramiento que les ha ofrecido, les presenta lo que el banco denomina como “nuevo producto”. Se trata de un producto similar al fondo fijo, al que podrá acceder para retirar dinero siempre, con un plazo de 24 a 48 horas y le ofrecerá entre un 4% y un 7% de interés cada 3 meses.

¿Cómo resistirse? Julian confía en este hombre, lleva 40 años con esta banco y nunca le han engañado. Pero un día las cosas se tuercen. Julián decide sacar parte de su dinero, y se encuentra ante unos ahorros inaccesibles durante los próximos años. La Caixa de Pensions, no obstante, le ofrece un préstamo para poder recuperar su dinero, porque más no pueden hacer.

Julián tan solo “quiere su dinero, nada más”.

 
Manuel Figuerola, 73 años
Afectado por: Catalunya Caixa
Dinero secuestrado: Todos los ahorros compartidos con su hermana

A sus 73 años, después de confiar en Catalunya Caixa, haciendo caso de las recomendaciones que le ofrecía el director de la sucursal bancaria que le había asesorado siempre, cambió todos los ahorros que tenía con su hermana como supervivencia por el nuevo producto que tan bien se supo vender. Con un porcentaje de interés mensual asegurado y las mismas condiciones que podría encontrar en un plazo fijo, Manuel aceptó.

Ahora la realidad le muestra que todos esos ahorros que tiene, no puede tocarlos hasta que el banco dicte. Y, aunque tiene la opción de aceptar un préstamo, aquellos ahorros que en un futuro pueda recuperar, no alcanzarán la cifra inicial.

GALERÍA COMPLETA

Comentaris