Democracia distribuida. Miradas de la Universidad Nómada al 15M

Un ebook editado por y desde la Universidad Nómada.
Descárgate el libro en formato pdf y epub

Agradecimientos
En primer lugar nos toca agradecer a Felip Puig y al Ministerio de Interior su actuación inolvidable el día 3 de mayo, cumbre del BCE. Todavía nos duele la barriga de la risa causada por las ocurrencias que se pueden leer en el hashtag de #manificción. Seguid así chicos que pronto os vamos a echar. Vuestra capacidad de hacer el rídiculo es destituyente.


Los agradecimientos principales de este escrito van dirigidos a las multitudes de mayo. A todas las personas que siguen pensando maneras y organizando acontecimientos que redibujan el paisaje de la crisis y componen un mundo rebelde que tiene la felicidad como bandera.

También van agradecimientos para el trabajo desinteresado de quienes con sus fotos, maquetación y escritura hemos hecho posible este libro, con mención especial para Miki @skurkas por la edición del e-book.

A todas aquellas personas y colectivos que nos ayudaréis a difundir el libro en las redes sociales, especialmente madrilonia.org que ya había publicado la mayor parte de los textos que forman esta compilación.

Finalmente a todas las personas que vamos de camino hacia el #12m15m y que seguimos explorando la senda de las revoluciones posibles hacia una democracia distribuida que estamos inventando.  Nunca como ahora resistir es crear. 

Índice
I. Desde las plazas. Los afectos y la revuelta.
La intromisión en la realidad del 15M.
Universidad Nómada
1. Una mirada tecnopolítica sobre los primeros días del 15M.
Javier Toret
2. Sol o cuando lo imposible se vuelve imparable.
Fati_matta
3. El eco del común.
Joan M. Gual
4. La potencia de la cooperación en la plaza global.
Arnau Monterde
5. El poder de las palabras: glosario de términos del 15m.
Eduardo Serrano
II. En perspectiva.. Intermitencias, reflexiones y novedades.
6. El 15m como insurrección del cuerpo máquina.
Raúl Sánchez Cedillo
7. Latidos: el 15m y la revuelta.
Marta Malo y David Pérez
http://www.diagonalperiodico.net/Latidos-el-15M-y-la-revuelta.html 8. Las elecciones del 20N como no acontecimiento.
Raúl Sánchez Cedillo
Eduardo Serrano
10. Crisis y revoluciones posibles. Debate del 15M con Negri y Hardt en LTBC
III. Proceso constituyente. No nos representan. Lo podemos todo.
11. Algunas notas de coyuntura.
Universidad Nómada
12. Las multitudes de Mayo.
Dario Lovaglio
13. Revolución 2.0: derechos emergentes y reinvención de la democracia.
Tomás Herreros y Adrià Rodríguez
http://www.universidadnomada.net/spip.php?article379 14. 5 razones para salir a la calle el #12m15m.
Organización del #12M15M de Barcelona

Introducción: La intromisión en la realidad del 15M
Mayo de 2011 fue uno de esos momentos en los que la gente sale a la calle, habla y actúa al mismo tiempo. Si bien no podemos medir la capacidad de afectación del acontecimiento 15M en nuestras vidas, tomaremos como muestra algunos elementos que dan cuenta del impacto enorme, que marca un antes y un después, no solamente en las personas que lo vivimos más de cerca sino en el conjunto de la población.

En primer lugar vamos a señalar la captura que las publicidades de las compañías telefónicas hicieron de las dinámicas comunicativas y asamblearias que llevamos a cabo. De repente, para vendernos sus productos, vimos que los spots televisivos se llenaban de looks y rostros 15M, de banales asambleas y de menciones a lo que estaba ocurriendo en la calle y en la red. Las compañías telefónicas vehiculizaron los afectos que se transmitían en las redes y las plazas para despolitizarlos y convertirlos en mercancías; mientras tanto, nos meábamos de risa ante lo ridículo que resulta el capitalismo y continuábamos organizando nuevas maneras de estar, pensar y sentir la crisis para cambiar el estado de las cosas.

Probablemente cualquiera (1), una importante palabra del 15M, tiene en su entorno más cercano personas que se han animado a participar en experimentos políticos y a expresar disenso. El 15M ha hecho que de alguna manera los y las cualquiera salgan del armario de la resignación y renueven el sentido de sus existencias personales. Una transformación emocional en la manera de juntarnos y hacer en común que desplaza los deseos hacia la resistencia creativa.

Otro elemento lo encontramos en la proliferación de iniciativas como la PAH por todas las ciudades del estado, los yayoflautas, Dry, las feministas indignadas, la PARS, madrilonia.org, oiga. me, las asambleas de barrio, las auditorías de la deuda, huertos comunitarios, las mareas de colores, people witness, la renovación o superación de lo que ya había, innumerables cuentas de twitter y seguramente otras experiencias que olvidamos nos muestran una nueva constelación rebelde en nuestro entorno cercano. Nuevas maneras de cooperar y nuevos problemas, otras maneras de incidir en la realidad y de, como se dijo en su momento, desbordar las plazas (2) en el tiempo, en el espacio y en la red. El 15M se pudo reflejar en las revueltas árabes para existir, y luego vinieron las pruebas de sonido de micrófono humano, el mic check (3) que precedió al asalto al 1% de Wall Street. El conjunto de las experiencias forman la primera gran intromisión global en la gran crisis. Una intromisión que gritando “no nos representan” y “aquí comienza la revolución” hizo de altavoz de un proceso que quiere conquistar una nueva forma de democracia radical que denominaremos, aproximativamente, democracia distribuida.

Democracia Distribuida.
¿En qué consistiría la democracia distribuida a la que el 15M parece apuntar? La intuición que a este respecto tenemos desde la Universidad Nómada toma un doble punto de partida para empezar a pensarla.

1. La democracia distribuida implica distribución de la riqueza. En primer lugar, los cinco puntos que se han consensuado como paraguas aglutinador de las movilizaciones para el #12m15m son el reflejo parcial de lo que no funciona: dinero público para rescatar a los bancos, el ataque privatizador de la sanidad y educación públicas, la reforma laboral y la precariedad, el acceso a la vivienda y la necesidad de una renta básica universal. Estos cinco puntos quieren funcionar como una retaguardia: no se trata de una serie de principios políticos prioritarios sobre otros, de una jerarquía de contenidos que invisibiliza a otros. Se trata más bien de una síntesis inacabada de enunciados que muestran el empobrecimiento progresivo de la mayor parte de la población y la disconformidad ante el agrandamiento de la brecha entre ricos y pobres.

Las cinco razones del #12m15m son sin ningún tipo de dudas las razones de los y las pobres, de quienes no pueden llegar a final de mes, de los más de 5 millones y medio de parados, del 50% de jóvenes sin empleo, de las familias que han sido expulsadas de sus casas por la violencia hipotecaria, de las y los migrantes que se han marchado a lugares más prósperos. El quincálogo pone en campo el ataque de clase criminal y sin complejos desde las vivencias en carne propia que padecemos a causa de los recortes presupuestarios y de derechos.

Recordemos esas cinco reivindicaciones que no son otra cosa que 5 programas de acción y movilización:
1. Ni un euro más para rescatar a los bancos. Auditoría ciudadana de la deuda. No pagaremos la deuda ilegítima creada por aquellos que provocaron la crisis.
2. Educación y sanidad públicas, gratuitas y de calidad. No a los recortes del gasto público, no a la privatización de los servicios públicos.
3. Reparto del trabajo, salario digno y no a la precarización. Retirada de la Reforma Laboral.
4. Derecho garantizado al acceso a una vivienda digna. Dación en pago retroactiva. Parque de viviendas de alquiler social. Promoción de cooperativas de vivienda.
5. Reforma fiscal que permita distribuir de forma justa la riqueza que producimos entre todos y todas. Renta Básica universal.

El quincálogo es también sinónimo de que nadie se cree el cuento de la austeridad. La austeridad es la vía para asegurar el dominio imposible del 1% sobre el 99%, mientras las batallas de reapropiación de la riqueza y de los derechos siguen su curso. Quienes defendemos la legitimidad de las batallas contra la austeridad somos la misma gente que sabemos que no hay nada que esperar de la política institucional en estos momentos y que solamente se puede acceder al bienestar desobedeciendo a la dictadura financiera.

2. La democracia distribuida plantea el problema entre lo constituido y lo constituyente. Cada vez está más extendida la idea de que lo constituido lleva el nombre de dictadura financiera. La troika, las constituciones de estados nacionales prácticamente suspendidas ante la acción de los mercados y la deriva represivo–orwelliana contra los movimientos son los ingredientes principales de gobierno de la crisis. Frente a lo constituido tenemos más problemas para nombrar lo constituyente: una multiplicidad de luchas por la conquista de nuevos derechos que se quieren conquistar primero y escribir después.

Sabemos que lo constituyente no puede ser enfrentamiento directo contra la fuerza bruta del poder de mando. El artículo de Amador Fdez Savater “La República del 99%” es a nuestros ojos muy sugerente en este sentido: el 99% es una ficción que crea realidad y que podemos seguir alimentando mediante la imaginación política: ¿cómo sería la OPA hostil a la gentuza que nos gobierna? ¿Qué implicaciones tendría declarar ilegales las instituciones financieras y políticas causantes de la crisis? ¿Cuáles son las tendencias y luchas en curso para escribir una constitución del común?

Sin lugar a dudas V de vendetta potenció las luchas por el derecho a la vivienda y más tarde el movimiento de anonymous. ¿Todavía crees que la ficción y los mitos no producen y transforman la realidad? (4).

Por otra parte el debate sobre la potencia política del concepto de común es otra línea a explorar, tanto en el plano discursivo como en el de la práctica. Encontramos a nivel mundial una nueva antropología de lo común o de los comunes que aparece como reacción a la crisis y agotamiento del derecho público y derecho privado. Muchas son las cuestiones vinculadas al debate sobre los comunes: una nueva gestión de la democracia, del espacio público y de los recursos naturales basada en la participación, la sostenibilidad medioambiental y el acceso garantizado al conocimiento y a la riqueza, así como la invención de las llamadas instituciones del común son algunas de ellas.

Finalmente necesitamos también aprender de los errores y aciertos de diferentes procesos constituyentes que se han dado últimamente alrededor del globo. ¿Qué herramientas teóricas, jurídicas y práctico – combativas necesitamos? Es acuciante la necesidad de armar un proceso de encaje de planos complementarios de acción; dicho de otra manera: necesitamos construir una red de contrapoderes que actúe a escala local, nacional y continental. Contrapoderes que, como si fueran el Titan Pad que tanto usamos para nuestros proyectos colaborativos, vayan escribiendo los nuevos derechos de una wikiconstitución europea hecha de desafíos, rebeldía y de conquistas progresivas de las instituciones del común.

Imaginar una ruptura como esta, tal es nuestro problema constituyente.

Notas
(4). Mientras escribimos este texto tiene lugar #manificcion. La imaginación colectiva parodia el despliegue policial desmesurado, no se quieren explicitar los costes del mismo, y la suspensión del espacio Schengen para “proteger” la cumbre del BCE en Barcelona cuando ni siquiera había manifestación convocada. La colección de mensajes no tiene desperdicio y ridiculizan la acción del poder: como decía alguien “tengo agujetas de tanto retweet”.

Documentos adjuntos

Comentaris