Protocolo de acción directa

Per @acampadasala #acampadasalamanca
Siquiera desde postulados genéricos de activismo social, la acción directa consiste en la resolución de sus problemas por los propios afectados, sin mediaciones o delegaciones en otros. Es acción, no es sólo teoría o pensamiento, por más que sea acción pensada, planificada y auto-organizada, y es directa porque rechaza la intervención de mediadores, gestores o representantes, rechazando la implantación de jerarquías, de instituciones de decisión o de simples dominadores, que es en lo que se convierten aquellas casi siempre.

Así entendida, desde una perspectiva de transformación social, la acción directa es una praxis poderosa que se vincula con la radical libertad y responsabilidad del ser humano frente a sí mismo y a los demás. La libertad aquí no es una opción, no podemos dejar de ser libres, estamos solos frente a nuestro destino, pero no con la angustiosa soledad de nuestros abuelos existencialistas, sino con la siempre renovada vitalidad de una libertad compartida con nuestros semejantes, pues solo el ser humano teórico o pensado es individual, en la práctica, en la vida real las personas somos fundamentalmente sociales y apelamos a la satisfacción de nuestras necesidades desde lo colectivo, a través o con la intervención de otras personas.

El movimiento 15-M nos ha mostrado varios ejemplos de acciones directas, sin ir más lejos las mismas acampadas, consistentes en la toma pacífica de la calle para convertirla en un foro de participación política, donde el debate horizontal, el respeto al pluralismo o simplemente la más genérica esperanza en un mundo mejor, han vinculado a los ciudadanos con el intento de resolución de sus problemas más inmediatos, paro, precariedad, falta de democracia, etc.

Pero también son acciones directas, si bien de carácter simbólico, muchas de las organizadas en nuestra pequeña ciudad, manifestaciones, performances o puestas en escena, donde un grupo de compañeros realizan una acción para expresar, comunicar, evidenciar, manifestar, mostrar o escenificar al resto de ciudadanos alguna de nuestras reivindicaciones o propuestas.

No debemos infravalorar este tipo de acciones, donde las dotes de comunicación, las habilidades artísticas, o simplemente la empatía emocional, son cauce de expresión de nuestras propuestas, para los demás, pero también para nosotros, pues las palabras, los debates o los razonamientos que construimos juntos pueden reforzarse, incluso vivirse mediante este tipo de acciones simbólicas, y es que muchas veces el corazón tiene razones que la razón no entiende (Pascal).

Se trata por tanto de elaborar un protocolo que nos refuerce como movimiento ciudadano, no se trata de limitar o prohibir, sino de reconocernos en las acciones de un movimiento plural donde cabemos todos, o al menos cabemos muchos que hemos reconocido que las etiquetas ideológicas o las diferencias entre nosotros son menos importantes que nuestra necesidad de actuar juntos.

ESTRUCTURA DEL PROTOCOLO


El protocolo se estructura en principios, normas y consejos.

Los principios son de cumplimiento imperativo, de manera que una acción contra los principios no podrá reconocerse como una acción propia. A estos efectos, las fases tienen el carácter de principios.

La acción que no cumpla las normas deberá justificar expresamente que no obstante se cumplen los principios, si bien de otra forma distinta a los expresado en las normas.

Los consejos son pautas de comportamiento orientativas, especialmente abiertos a su permanente mejora en los talleres.

En los anexos se recogen también otros contenidos de interés legal, práctico u operativo.


PRINCIPIOS


1º) Las acciones directas se planificarán, desarrollarán y evaluarán desde el principio de no violencia, resistencia pacífica y autodefensa.

2º) Las acciones directas se vincularán a los objetivos y propuestas del movimiento. Son ejemplos de referencia los siguientes:

- El consenso de mínimos y el manifiesto, ya sean los actuales o los que alcancemos más adelante.

- Las propuestas aprobadas por la Asamblea.

- Las propuestas de democracia directa o participativa, nuestro funcionamiento horizontal, rotación de responsabilidades, revocabilidad. Frente al actual modelo de democracia solo formal o representativa, sin transparencia e irresponsable frente a incumplimientos electorales, corrupción, etc.

- La democracia debe estar siempre por encima del poder económico-financiero, y en general por encima de poderes sin respaldo democrático (lobbies o grupos de intereses, poderes fácticos).

- Fomentar el pluralismo y libre acceso de/a los medios de comunicación, imprescindible para la formación de una opinión pública libre, plural, abierta, veraz.

- El mantenimiento y reforzamiento de los bienes y servicios públicos, a los que se vincula el efectivo ejercicio de los derechos económicos y sociales (trabajo, educación, sanidad, seguridad social, vivienda, medio ambiente, cultura, etc).

3º) Las acciones directas se amparan en el ejercicio de los derechos constitucionales de reunión y manifestación, participación política y libre expresión, y más en general, en la dignidad de la persona y sus derechos fundamentales inherentes, que son el fundamento de la paz social. No hay democracia, ni justicia, ni paz social, sin derechos fundamentales.

4º) Apartidismo, que no significa apoliticismo. Somos políticos, auténtica o radicalmente políticos, pero no partidistas. Rechazamos que los partidos puedan monopolizar la democracia.

5º) Desobediencia civil, resistencia activa y no cooperación con leyes represivas, antidemocráticas, contra el pluralismo o contra los bienes y servicios públicos.

6º) Colaboración y apoyo mutuo con otras personas, colectivos o movimientos que practiquen nuestros principios en la acción directa, previa decisión de la Asamblea, pudiendo esta modular la aplicación de estos principios para acciones concretas.


FASES:


1) PLANIFICACIÓN: Las acciones se propondrán, debatirán, y aprobarán en la Asamblea, siempre que sea posible, y en las comisiones o los grupos de trabajo. En esta fase la acción se concreta en cuanto a objetivos (para qué), contenido (hacemos qué, y si pasa esto, hacemos esto otro), medios (con qué) y oportunidad (cuándo o con ocasión de qué).

En esta fase se incluye la comunicación entre órganos, o la coordinación con otras personas, colectivos o movimientos, o el asesoramiento previo que sean necesarios.

2) DESARROLLO: Es la fase de ejecución o realización de la acción, que debe incluir medidas de garantía del cumplimiento de la planificación, y para facilitar la posterior evaluación.

3) EVALUACIÓN: Es la fase de recogida de datos, internos y externos, debate y crítica constructiva, valoración de la acción, reconocimiento de aciertos y errores, el reconocimiento o rechazo expresos de la acción si genera polémica o repercusión pública, así como su comunicación a los medios, el seguimiento de su repercusión, y la defensa jurídica de la acción en su caso. No hace falta evaluar una a una sino que se pueden evaluar en conjunto si van relacionadas con una acción común.

La evaluación puede hacerse conjuntamente para varias acciones cuando estén vinculadas.


NORMAS


1.1 PRINCIPIO DE NO VIOLENCIA

1.1.1 El principio de no violencia impide cualquier contacto físico con quienes no quieran participar en la acción, así como la coacción, intimidación o amenazas, que no son molestar, presionar o marcar a una persona pública, desde un punto de vista objetivo o apreciable por un tercero imparcial.


1.1.2. AUTODEFENSA. Una vez agotadas todas las respuestas no violentas, y las de resistencia, se pueden utilizar medidas de autodefensa ante agresiones ilegítimas o injustas, que sean oportunas, proporcionales y adecuadas a la agresión, como por ejemplo interponerse entre la policía y el compañero agredido, cortes o bloqueos de accesos, escudos, utilización de refugios, presencia numérica, etc.

1.1.3. El principio de no violencia impide también los daños intencionados a las cosas ajenas que sean gratuitos o sin tener un fin u objetivo claro según los principios, así como deslucir o estropear el patrimonio histórico y artístico, obligándonos a la reparación de los daños causados fuera de estos casos.

1.2. ACCIONES EN LA CALLE.

Las acciones que se realicen en la calle no impedirán la libre circulación de las personas. Siempre se dejará al menos una salida para quien no quiera participar o presenciarlas.

Si se dirigen hacia algún político o personaje público se guardará la suficiente distancia para no producir intimidación, atendiendo al comportamiento del político, a las circunstancias de lugar, número de personas, si se profieren o no consignas o mensajes, etc.

Las consignas o mensajes hacia políticos o personajes públicos solo tienen el límite del insulto o expresiones injuriosas, atendiendo a la necesidad de las expresiones para formular nuestras críticas u opiniones, a las que siempre están sometidos estas personas en su pública actuación. Particularmente evitaremos las calumnias consistentes en afirmar que alguien ha cometido o es cómplice o colaborador de la comisión de un delito en concreto. Dentro de estos límites están permitidas las críticas, quejas y expresiones por molestas, irónicas o hirientes que resulten.

No se podrán realizar acciones contra personas privadas o sin actividad pública, o personas públicas dentro de su ámbito de intimidad personal o familiar.

En cuanto a las acciones contra entidades públicas, son como los políticos, y en cuanto a las entidades privadas, limitaremos nuestra acción al ámbito público de su actuación.

No se proferirán consignas contra la policía cuando desarrolle su trabajo dentro de la legalidad.

Se atenderán los requerimientos de los agentes cuando sean compatibles con la acción, cambios de lugar, separación con vallas, etc.

Cuando sea necesario atender requerimientos incompatibles con la acción, o que carezcan de cobertura legal, el grupo habrá decidido previamente si sigue la acción en desobediencia o resistencia, o bien si se retira previa identificación del responsable del requerimiento ilegal para permitir la denuncia posterior.

Los agentes de policía deben llevar visible su número de identificación en el uniforme. Si no lo llevan y su actuación es relevante (no se comportan correctamente, maltrato gestual o verbal, provocaciones, hayan golpeado a alguien, vayamos a denunciarlos, etc), debemos pedirles el número a ellos o al superior que esté presente, procurando grabar nuestra petición y su respuesta, incluso con una grabación de audio con nuestro móvil, pero lo mejor es una de vídeo desde fuera donde se vea bien al agente para su posterior identificación.

1.3. Las acciones dentro de edificios públicos, o privados con actividad pública, se realizarán dentro del horario de apertura al público y no se perturbará la actividad que allí se realice.
La actuación de los vigilantes de seguridad debe limitarse a controles de identidad donde así esté establecido en general, sin poder retener la documentación personal, y la puesta de las personas responsables de delitos o faltas a disposición de la policía.

2. PLANIFICACIÓN DE LA ACCIÓN

2.1. La propuesta, debate y aprobación de una acción directa puede hacerse en la asamblea o en cualquier comisión o grupo de trabajo, y si es posible o compatible con la eficacia de la acción, se comunicará con antelación a la asamblea o a las demás comisiones o grupos de trabajo, ya sea para su conocimiento, para solicitar su intervención o para facilitar la participación en la acción.

Si es posible o compatible con la eficacia de la acción, la comunicación contendrá toda la información necesaria para reconocer su conformidad con el presente protocolo (objetivos, contenido, medios y oportunidad), y se permitirán aportaciones de otras comisiones o grupos, o incluso su aprobación en la asamblea.

Sólo la Asamblea puede aprobar una acción sin necesidad de comunicación a los demás órganos.

La acción sorpresa o en respuesta por sí solas no son suficientes para justificar la oportunidad de la acción.

En caso de acciones en coordinación con otras personas, colectivos o movimientos, se nombrará uno o varios portavoces para facilitar la coordinación.

2.2. La comisión jurídico-legal asesorará sobre extremos concretos de la acción no contenidos en este protocolo, posibles incidencias legales, tramitación de permisos, infracciones, sanciones, etc. En particular, habrá de responder a las consultas concretas que se realicen. A este efecto la comisión podrá designar a uno o varios miembros para mayor agilidad.

2.3. La acción se planificará según alternativas a incidentes posibles, procurando que todos los participantes conozcan de antemano cuál será la respuesta ante la eventual incidencia. Particularmente, se planificará la respuesta que se dará ante una eventual intervención policial.

3. DESARROLLO DE LA ACCIÓN

3.1. Se elegirá a una o varias personas rotatoriamente, para coordinar y animar la acción internamente, según la planificación aprobada y con el ánimo más constructivo, relajado y eficaz de los participantes. No se apoyarán conductas renuentes contra las decisiones de estas personas durante la acción, sin perjuicio de las críticas que se hagan luego en la fase de evaluación. A quien no esté de acuerdo con las decisiones de los coordinadores, se le ruega que se retire sin entorpecer el desarrollo de la acción.

3.2. En lo posible se evitará designar a responsables de la acción con efectos exteriores. Si fuera necesario contar con responsables hacia fuera, se designarán meros portavoces, y se contará con miembros de la comisión jurídico-legal, que se integrarán como asesores en la coordinación de la acción.

3.3. No se utilizarán materiales vinculados con una imagen de violencia, salvo que sean requeridos por la planificación de la acción, que sean simbólicos, humorísticos, por seguridad, etc.

3.4. La acción se grabará por al menos dos cámaras, una con un enfoque cercano o desde dentro, y otra más lejos o desde fuera, todo ello con la finalidad de facilitar la ulterior evaluación (enfoque cercano), así como la denuncia o defensa legal de la acción en su caso (enfoque lejano).

3.5. En el desarrollo de la acción se intentará sumar al mayor número de personas, ya sea como espectadores, participantes, etc, minimizando las molestias a los ciudadanos, limpiando al final si es necesario, evitando el ruido nocturno, etc.

3.6. Si desean participar en la acción otras organizaciones, se les pedirá que lo hagan sus miembros a título particular. Asimismo se facilitará el trabajo a los medios de prensa que no hayan demostrado animadversión al 15 M, pero sin que perturben el desarrollo de la acción.

4. EVALUACIÓN Y SEGUIMIENTO

4.1. Al menos la comisión o grupo de trabajo que haya aprobado o desarrollado la acción deberá evaluarla, y comunicar sus conclusiones a las demás comisiones o grupos de trabajo y a la Asamblea cuando sean acciones relevantes. En el mismo caso de acciones relevantes, también podrán evaluarlas las demás comisiones y grupos, o la Asamblea, y ésta podrá además reconocer o rechazar expresamente la acción, así como hacer pública o no su evaluación, rechazo o reconocimiento.

Cuando haya que hacer una comunicación al exterior se nombrarán portavoces, de forma que cualquier otra opinión deberá advertirse expresamente que se hace a título particular.

Para la valoración se utilizarán las grabaciones o material recogido, así como los testimonios de los participantes o espectadores, todo ello dentro del más amplio debate y crítica constructiva, esto es, la que identifica el elemento negativo a rectificar y ofrece una propuesta de solución.

Son criterios de valoración positiva, la consecución de los objetivos, el desarrollo pacífico o sin intervención de la policía, así como la mayor participación de los ciudadanos y las menores molestias producidas.

Son criterios negativos, la defectuosa planificación o ejecución de la acción, la intervención negativa de la policía si era evitable porque sus requerimientos fueran compatibles con la acción, las excesivas molestias a los ciudadanos si eran evitables, etc.

4.2. El seguimiento de la acción comprende la revisión de su repercusión en los medios, comunicados propios ya sea iniciales o en respuesta, así como la exhibición de los materiales en nuevas acciones, talleres, etc.

4.3. También se incluye en esta fase la defensa jurídica de la acción o sus consecuencias, ya sea como denuncia de agresiones o ataques de la policía o terceros, o como defensa de las responsabilidades que se nos imputen.
Sólo podrá denegarse asistencia legal en el caso de que la acción sea contraria a este protocolo, mediante acuerdo de la comisión o grupo que ejecutó la acción, o de la superior decisión de la asamblea.


ANEXOS


A. TALLER DE ACTIVISMO Y DESOBEDIENCIA CIVIL

Se programará uno o varios talleres de activismo y desobediencia civil, intentando la mayor participación posible, y contando no sólo con personas con formación legal, sino también con formación policial, otras experiencias de activismo o desobediencia civil, profesores de filosofía, política, sociología, psicología, etc, para poder reconocer nuestra actividad no sólo en las técnicas de acción, sino además en la teoría del cambio o transformación social.

B. CONSEJOS DE COMPORTAMIENTO

B.1. CON OTROS CIUDADANOS

B.2. CON LA POLICÍA

B.3. CON LOS MEDIOS

B.4. CON ORGANIZACIONES

B.5. CONSEJOS ANTE DESALOJOS

- Aviso de desalojo.
Se queda junto a todos los acampados y se dice que han dado la orden de desalojar. Se explica cómo actuar y qué es la resistencia activa no violenta haciendo hincapié en que es el espíritu del 15-M. Dicha resistencia consistirá en sentarnos en círculo de cara a la policía y con los brazos entrecruzados y metidos por debajo de las piernas (obviamente se hará un taller al principio de la acampada). Se recomendará, delante de la policía, que quien no quiera o no pueda seguir el principio pacífico que tanto nos caracteriza se vaya para evitar mayores incidentes. Mientras esto ocurre un grupo reducido de 2 ó 3 personas irán a hablar con la policía para intentar “negociar” un no desalojo y de paso ganar tiempo para que se recojan todos los documentos importantes que se llevarán a un lugar habilitado para ello, a ser posible, un local privado o domicilio de un particular de confianza, habiendo previsto anteriormente por cada comisión o grupo de trabajo la forma de recogerlos y serán ellos mismos los que se encarguen de sus propios documentos.

- Momento de desalojo.
Nos sentamos en círculo de cara a la policía y con los brazos entrecruzados y metidos por debajo de las piernas y se aguanta sin insultar ni agredir a los agentes, lo que no significa facilitarles el trabajo. Por ello, lo más recomendable será dejar peso muerto para que carguen contigo. En caso de no estar acompañado decirle a cualquiera de los acampados tu nombre para poder identificarse en caso de que sea necesario.

- Finalización del desalojo.
Se establecerá un punto de encuentro para unos 20 minutos después del desalojo en otra plaza (principalmente la plaza del 15-M) para hacer recuento de efectivos, decidir acciones futuras, esclarecer lo ocurrido y reorganizarnos, para lo cual y si fuera necesario se llevará a cabo una asamblea con carácter de urgencia.

- Recomendaciones.

1. En una plaza con circulación de vehículos suelen cortar las calles y carreteras cuando van a desalojar. En el momento que dejen de pasar taxis es muy posible que haya un desalojo. Si la plaza es peatonal, un comportamiento inusual de los viandantes también puede ser motivo de posible desalojo.

2. La gente con pelo largo taparlo con una pañuelo, cinta, etc.

3. No tener nada en el cuello que puedan utilizar para ahogarnos (palestinos, pañuelos, etc.).

4. No tener nada en las muñecas que nos pueda tirar y hacer heridas (pulseras, cuerdas, esposas, etc).

5. No incitar ni darles pie a cargar contra nosotros.

6. Tener cada grupo / comisión un “dispositivo” para recoger las cosas importantes.

7. Tener los números de los abogados proporcionados por la acampada o personales escritos en el cuerpo en una parte no muy visible para evitar que te lo borren en el desalojo o saberse los nombres y apellidos de memoria.

8. Intentar reunir al mayor número de personas posibles para ejercer presión numérica.

9. Se recomienda a todas aquellas personas que tengan móviles con cámara o cámaras de fotos o de vídeo que intenten reflejar lo mejor posible todo lo que pueda ocurrir durante el desalojo para evitar manipulación por parte de los medios de comunicación de masas y para, en caso de que sea necesario, denunciar a las fuerzas de seguridad ante los Juzgados de Guardia.

10. Si se tiene algún contacto periodístico de confianza llamarle para poder ser grabados o fotografiados por gente ajena a la acampada y con cierta reputación o relevancia periodística.

C. ANEXO DE LEGISLACIÓN, JURISPRUDENCIA Y DOCTRINA DE INTERÉS PARA EL ACTIVISMO

Código Penal. Delitos de atentado, resistencia y desobediencia. Faltas de desobediencia. Delitos y faltas contra el orden público. Otras infracciones penales.

Ley de Seguridad Ciudadana. Normas de intervención policial. Infracciones (administrativas) en materia de seguridad y de orden público.
Legislación de actuación de policías locales.

Responsabilidades de la policía por su actuación profesional.

Protocolo de denuncia en caso de agresiones policiales con resultado de lesiones. Denuncia de otras infracciones.

Derecho de reunión. Afinar cobertura de acampadas en derecho de reunión, aplicación de ordenanzas municipales durante la acampada, puntos informativos, acciones directas, etc.

Ordenanzas fuera del desarrollo de reuniones o manifestaciones. Puntos de ilegalidad. Posibilidades de impugnación.

Comentaris