El atlas de utopías: 32 experiencias de transformación comunitaria

YAGO ÁLVAREZ | @econocabreado | El SaltoUn mapa recoge proyectos transformadores de todo el planeta en materia energética, de agua y vivienda e incluye a seis iniciativas del Estado español.




El Atlas de utopías, como se le ha llamado a este proyecto promovido por el Transnational Institute (TNI), ha mapeado 32 proyectos en 19 países diferentes que, según indica su web, “están creando soluciones radicales a las crisis sistémicas de carácter económico, social y ecológico de nuestro planeta”. Las experiencias mostradas en este atlas, englobadas en el proyecto Ciudades Transformadoras, se clasifican en los ámbitos del agua, energía y vivienda.

Este proyecto arrancó hace en julio de 2017, cuando el TNI abrió un plazo para que las distintas experiencias presentaran sus candidaturas. Tras el análisis de todas ellas por parte de un jurado, se ha publicado este atlas que detalla las 32 experiencias representativas. Sol Trumbo, integrante del TNI y uno de los coordinadores de este proyecto, explica a El Salto, al ser preguntado por los motivos para realizar este atlas, que "la nueva tendencia de remunicipalización que podemos observar en varios lugares del mundos; o la experiencia municipalista que surge en el Estado español en 2015 y que está influyendo a otros muchos países, demuestra que existe una nuevo interés por parte de los movimientos sociales y la sociedad civil de usar las ciudades como nuevo espacio de lucha".

Una comunidad desplazada por la construcción de un puerto que ha financiado y construido casa asequibles en Tanzania, una asociación de trabajadores del norte de Nicaragua que está generando ganancias de sus propios proyectos de energía hidroeléctrica para financiar proyectos de desarrollo en la región, la lucha contra la privatización del agua en Lagos (Nigeria) o una cooperativa formada por extrabajadoras de la industria de los cigarrillos en Solapur (India) que ahora están construyendo viviendas, son algunas de los proyectos que forman este Atlas que, según informa la organización, se repetirá durante cuatro años más.

El siguiente paso será la selección de nueve de la iniciativas por parte de un equipo de evaluadores y una nueva fase de votación. Pero según Trumbo, no se trata de un concurso: "Queríamos hackear el concepto de dar galardones a ciudades y decidimos hacer los premios a la ciudad más transformadora, aunque realmente también entran organizaciones de personas o pequeños pueblos". De esas nueve iniciativas se publicarán unos reportajes más extensos realizados por periodistas locales y que serán traducidos a varios idiomas. Tras la votación se elegirán las más "inspiradoras" ya que, como explica Trumbo, no se pretende "hacer competir a las iniciativas, queremos darles más visibilidad y que aprendan unas de otras".


SEIS EXPERIENCIAS ESPAÑOLAS EN EL ATLAS


El Estado español es el país más representado en este atlas con seis experiencias, seguida de India con cuatro. Los movimientos municipalistas, de remunicipalización de servicios públicos y los proyectos encaminados a recuperar una soberanía energética en manos de grandes multinacionales, copan gran parte de este atlas de iniciativas. 

La cooperativa de consumo energético Som Energia, que actualmente ya ofrece servicio eléctrico a 70.000 personas y 160 ayuntamientos, la Xarxa per la sobirania energètica (Xse), ambos proyectos nacidos en Catalunya, y la Mesa de Transición Energética de Cádiz (MTEC) son tres de las experiencias energéticas que destaca este atlas. 

La Xse es una red de personas y organizaciones que, desde 2013, promueven un futuro energético basado en la democracia y el control social de los medios de producción, la sostenibilidad y la descentralización y el arraigo en el territorio. La elección de esta iniciativa, según explica una de las evaluadoras de Ciudades Transformadoras, Lorena Zárate, se ha debido a “cuanto han logrado en tan poco tiempo, entre otras cosas la aprobación de varias leyes y normativas municipales y provinciales”. 

La MTEC ha establecido un espacio de participación y colaboración permanente en Cádiz donde se dan cita técnicos del Ayuntamiento, organizaciones ecologistas, personas a título individual, trabajadores de la Universidad de Cádiz y de Eléctrica de Cádiz, así como miembros de Som Energia. Algunos de sus logros que ha conseguido esta iniciativa, según el TNI, han sido promover que el suministro sea 100% renovable y conseguir que Eléctrica de Cádiz haya mejorado la calificación ambiental de todos los contratos de los edificios municipales y del 80% de las familias de la ciudad. 

Juegos del Común, un proyecto promovido por Arsgames, una asociación digital de Barcelona que utiliza dinámicas de juego para impulsar el empoderamiento ciudadano y los datos abiertos, ha sido otra de las iniciativas integradas en esta selección de experiencias transformadoras. Esta organización ha desarrollado cuatro prototipos de juegos y un servicio en línea que brinda acceso a datos abiertos sobre los efectos que tiene el turismo en la vivienda de la ciudad. Los prototipos buscan fomentar la reflexión basada en datos reales del Ayuntamiento de Barcelona y el procesamiento de estos datos.

Captura de pantalla de Last Hope (Arsgames), una simulación del día a día de una persona sin hogar.



La Plataforma por la Gestión 100% Pública del Agua de Valladolid, impulsada por Valladolid Toma La Palabra (VTLP), el movimiento municipalista que dirige la Concejalía de Medio Ambiente en la ciudad, esta integrada por organizaciones ecologistas, asociaciones de vecinos y vecinas, y otros grupos y particulares. Esta iniciativa ha conseguido que se cree una nueva empresa pública de agua que ha recuperado la gestión de servicio de agua, en manos privadas los últimos 20 años. “Esta experiencia refleja un planteamiento con un buen enfoque y un compromiso político firme”, explica David Sogge, uno de los evaluadores de los proyectos, y añade que “la iniciativa consiguió concentrar la acción colectiva en la titularidad del agua y el acceso a ella en colaboración con los partidos políticos, e identificar y aprovechar un momento oportuno.”

La última iniciativa que cierra el listado español dentro del atlas de utopías es la agrupación electoral Barcelona en Comú que, según Zárate, “tiene una visión clara para la ciudad, que fue capaz de presentar para ganar las elecciones pese a la presión de los partidos políticos conservadores, los fuertes intereses del sector privado y los agresivos medios de comunicación convencionales”.

Comentaris