26 d’agost de 2016

Estigmergia y Wikipedia

Eugenio Manuel Fernández Aguilar | Cuaderno de cultura científica. El término «estigmergia» fue acuñado en 1959 por Pierre-Paul Grassé (1895-1985), un zoólogo francés experto en termitas. Grassé se refería con estigmergia al fenómeno de comunicación indirecta entre termitas, mediante la modificación del ambiente, como es por ejemplo un rastro de feromonas. Otros individuos de la especie pueden detectar este rastro, de forma que colaboran por un bien común: la supervivencia de la colonia. Ver a una hormiga o una termita deambulando sola es un espectáculo lamentable, parece una criatura torpe y despistada. Sin embargo, debemos observarlas en su conjunto, como un sistema de auto-organización descentralizado con el que se obtienen objetivos comunes. En un termitero miles de termitas cooperan en la construcción de una estructura que supera con creces su capacidad de comprensión. Se trata, en esencia, de una construcción destinada a la ventilación de la cámara donde se encuentra la reina, los huevos y un hongo que cultivan para su alimentación, para que la temperatura interior se mantenga constante. Y lo consiguen.

Fuente Wikicommons
Estas estructuras físicas complejas son equivalentes a cualquier estructura social en distintas especies, como abejas o estorninos. Y los científicos no están muy alejados de las termitas, entre las cuales parece que hay una ley no escrita: «si tu compañera ha dejado un grano de arena, deja tú otro en el mismo sitio». A medida que han ido pasando los siglos, el conocimiento sobre la naturaleza se ha ido mejorando gracias a esos granos de arena que una cantidad incontable de estudiosos han ido dejando por multitud de vías. La cooperación puede llevar a buenos o malos resultados, tal es el caso observado por el biólogo T. C. Schneirla en relación a un grupo de hormigas sumido en una actividad extravagante: giraban describiendo circunferencias sin parar.

«Aquella tarde había caído un buen aguacero y eso posiblemente había interrumpido la incursión y eliminado el rastro químico que mantenía conectado al grupo con la colonia principal de hormigas. Cuando dejó de llover, los primeros individuos del grupo probablemente habían salido a explorar el área sin apartarse de la periferia del grupo, donde se sentían más seguros. Al hacerlo, dejaron un rastro circular de feromonas que las demás hormigas no tardaron en seguir. Al cabo de un rato el rastro era tan intenso que ninguna de ellas era capaz de escapar. […] Al final del día, las hormigas habían dado vueltas durante más de quince horas». A unique case of circular milling ants, considered in relation to trail following and the general problem of orientation, «American Museum Novitates», Schneirla.




Boyle y los granos de arena


Acercarse a la obra de Robert Boyle (1627-1691) puede causar cierta decepción, pues es conocido por la ley que lleva su nombre y realmente no realizó ningún otro gran descubrimiento. Era un noble bien situado que no necesitaba trabajar para vivir, así que dedicó su vida a establecer contactos e investigar la naturaleza sin estar vinculado a ninguna Universidad. En contraste con ello, el enorme elenco bibliográfico de Boyle es interesante por varios motivos, uno de los cuales se basa en las puertas que deja abierta a la investigación científica. Siguiendo una vía baconiana, en muchas de sus obras escribía «títulos» o «encabezados», que no son más que frases que motivan e impulsaban a investigar un tema concreto.

En 1684 publicó «Ensayos para una historia natural de la sangre humana», un texto en el que describía gran cantidad de experimentos. Con ellos no llegaba a conclusiones importantes, pero dejaba la posibilidad a otros para que siguieran investigando, dejaba un rastro para otros científicos, de forma generosa y a favor de mejorar las condiciones de vida del ser humano. A modo de ejemplo podemos ver los primeros cinco «títulos» de primer orden del ensayo citado:

  1. Sobre los colores de la sangre humana arterial y venosa.
  2. Sobre los olores de la sangre humana y su sabor.
  3. Sobre el calor de la sangre humana recién salida de la vena.
  4. Sobre la inflamabilidad y otras cualidades de la sangre humana.
  5. Sobre las partículas de aire mezcladas de forma natural con la sangre humana y halladas también en sus distintas partes.

Cuando Boyle escribe estas listas es plenamente consciente de que se trata de una propuesta ambiciosa que puede llevar siglos. Tanto es así que en «El químico escéptico» llega a decir:

«Soy consciente de lo inacabado de esta rapsodia que recoge notas incoherentes de épocas diversas y sin que hayan sido todas ellas redactadas de una tirada».

Siendo justos con el irlandés, no todos fueron devaneos e intentos sin fruto. Boyle mejoró notablemente los métodos de destilación para el análisis de la sangre y descubrió que había una relación entre la combustión y la respiración (intuyó la existencia del oxígeno como reactivo en los dos procesos). Lo curioso es que, para llegar a sus conclusiones necesitó la colaboración de libros herméticos de una disciplina que hoy consideramos pseudocientífica: la alquimia.

La Wikipedia del siglo XVII


La hermana de Bacon le facilitó la entrada en el «círculo de Hartlib». Samuel Hartlib (1600-1662) era un polímata anglogermánico obsesionado en la colección de conocimientos. El «círculo» consistía en una red epistolaria que abarcó treinta años y nada menos que unas 25.000 páginas. Uno de los utópicos proyectos de Hartlib fue llamado Office of Address. Se basaba en la «Casa de Salomón» aparecida en la novela utópica «Nueva Atlántida» (1626), de Francis Bacon (1561-1626). La «Casa de Salomón» era un lugar donde convergían conocimientos de todo tipo, gracias a la participación de compañeros especializados en diversos oficios, como si fueran las termitas de un termitero:



«Tales son, hijo mío, las riquezas de la Casa de Salomón. Para atender a las necesidades suscitadas por los empleos y oficios de nuestros ciudadanos, doce de ellos navegan hacia países extranjeros bajo la bandera de otras naciones (pues nosotros ocultamos la nuestra), trayéndonos libros, resúmenes y modelos de experimentos realizados en todas partes. A estos hombres los llamamos los Mercaderes de la Luz. Tres de ellos reúnen los experimentos que se encuentran en todos los libros. A éstos los llamamos los Depredadores […]».

Fuente Wikicommons



La idea de Hartlib iba más allá, si la «Casa de Salomón» era una elemento dentro de una novela utópica, el proyecto Office of Address pretendía ser una realidad. Se trataba de crear oficinas en todas las ciudades en la que se compartiese de forma pública y gratuita el conocimiento de los filósofos y científicos. Allá donde fueras, podrías acercarte a unaOffice of Address para consultar cualquier tema. De manera pública y gratuita, un precedente utópico de la Wikipedia.

La equidistancia ponderada


La Wikipedia no suele gustar a los expertos, porque —en su mayoría— miran con ojos de expertos. El especialista busca un producto terminado, mientras que la wikipedia es un proceso, igual que el termitero. Las termitas reconstruyen cada día las enormes columnas, abriendo ventanas en uno u otro sitio para ventilar el interior de manera adecuada. El problema no está en el contenido de la Wikipedia, está en la actitud del lector, en la postura de lectura acabada. En la misma lista de políticas de esta enciclopedia puede verse que no es una fuente primaria, dicho de otro modo, no es una lectura para el lector especializado. Por tanto, un cambio de actitud ante el uso de la Wikipedia puede convertir esta en un arma poderosa: la Wikipedia es un puente entre los lectores profanos y fuentes fidedignas. Tomémosla como una primera aproximación, como la Office of Address de Hartlib, el uso de la Wikipedia debería estar libre del efecto anclaje tan conocido en las técnicas de marketing, es tarea de los adultos mostrarle a nuestros jóvenes que existe el mundo más allá de Wikipedia.

En junio del presenta 2015 le ha sido otorgado a la Wikipedia un Premio Princesa de Asturias. Algunas voces de alarma se han levantado en torno a dicho premio, sobre todo a los que han hecho notar que los contenidos no son fiables. Pero se da la circunstancia de que el Premio no se concede a los contenidos, pues se trata del «Premio a la Cooperación Internacional». Parece un premio muy apropiado, cuando en la propia página de la enciclopedia puede leerse: «Wikipedia es una enciclopedia libre, políglota y editada colaborativamente». El fundador, Jimmy Wales, ha dicho al respecto:


«La cooperación es precisamente la esencia de Wikipedia y es un inmenso honor que los Premios Princesa de Asturias lo hayan reconocido. Espero que esto inspire a más personas a involucrarse en la misión de compartir con el mundo la suma de todo el conocimiento».

Estamos ante un ejemplo de cooperación que a veces el usuario confunde con «el todo vale» o el «votemos una idea». Ni valen todas las definiciones ni los hechos deben ser sometidos a votación (las cosas caen, aunque votemos en contra). El problema real aparece cuando quiere instaurarse un punto de vista neutral, como se señala en el artículo Wikipedia en español y las pseudociencias: tenemos un problema, en El blog de centinel.

La época que nos ha tocado vivir está gobernada por una continua lucha por lo políticamente correcto, lo cual puede degenerar peligrosamente en una equidistancia en la Wikipedia, dejando así acampar a las pseudociencias a sus anchas. El punto fuerte de la Wikipedia son las discusiones, pero pueden converger en la falacia del punto medio: se adopta una postura intermedia entre dos ideas. Afortunadamente, a medida que pasan los años los contenidos van siendo de más calidad (sobre todo la versión inglesa), esto se debe a lo que podemos llamar una equidistancia ponderada. Parece que estamos ante un oxímoron, pero podemos definir la equidistancia ponderada como «la conclusión sobre un tema debe estar más cerca de la postura que más evidencias ofrezca». Y la verdad es que en su propio programa de políticas, la Wikipedia asigna un papel importante a la verificabilidad, así que si no estás de acuerdo con algo, verifícalo. A los grupos se les da bien filtrar información irrelevante, la vigilancia colectiva es más poderosa que la individual.

Estigmergia y Wikipedia


La ciencia y el conocimiento se han ido construyendo mediante la continuación de trabajos ya empezados, todos los científicos han caminado a hombros de gigantes, es una cooperación atemporal, sin contacto directo. Echar un ojo a la entrada estigmergiaen Wikipedia es revelador, sobre todo si se hace en la página en inglés. El usuario «~ Rollo44» escribía en febrero de 2007:


«Wikipedia es un excelente ejemplo de estigmergia. Se trata de un concepto fascinante si lo piensas».

Este post ha sido realizado por Eugenio Manuel Fernández Aguilar y es una colaboración de Naukas con la Cátedra de Cultura Científica de la UPV/EHU.

Referencias


BACON, F. (1626) «La Nueva Atlántida».

FERNÁNDEZ AGUILAR, E. (2015), «Boyle», RBA

GRASSÉ, P. P. (1959). La reconstruction du nid et les coordinations interindividuelles chez Bellicositermes natalensis et Cubitermes sp. La the ́orie de la stigmergie: Essai d’interpre ́tation du comportement des termites constructeurs. «Insectes Sociaux», 6 (1)

MILLER, P. (2010), «La manada inteligente», Destino.

SCHNEIRLA, T.C. (1921), A unique case of circular milling ants, considered in relation to trail following and the general problem of orientation, American Museum Novitates.

Nota: si en algun moment hem optat per l'ús del masculí genèric, ho fem de molt mala gana, per no afegir pesadesa a les entrades, però sense que això suposi en cap cas que acata aquesta negació quotidiana de la presència de les dones en l'esdevenir del món.