Rumores

El rumor es un fenómeno con un enorme potencial de desequilibrio social. Cuando la comunidad es afectada por un rumor  "letal" debe reaccionar ante él. Y el rumor debe ser objeto de un tratamiento estratégico riguroso. Cuánto más sepamos sobre el fenómeno, más sobre cómo se comporta, qué funciones cumple, quién o quienes son las fuentes que hay detrás,  qué intenciones tiene, cómo tratarlo comunicativamente, más sabremos cómo desactivarlo.


¿Qué es un rumor?

Los rumores son declaraciones sobre personas, grupos, objetos, acontecimientos de interés público, que van boca oreja sin que se demuestre su veracidad. Tienen credibilidad no por que existan pruebas/hechos directos que las sostengan, sino porque hay mucha gente que se los cree.

El rumor es anónimo, seguro, breve, tajante e irrebatible. No es posible hallar un argumento definitivo que demuestre la falsedad de una proposición que comience con un "se dice". Aunque tampoco tiene porqué ser falsa, recibe excasa credibilidad.


El rumor se escuda detrás de ese "sutil mecanismo" de aparente "insustancialidad", que intenta "pasar"... y pasa. Cuela.

Alguien lanza una frase "dejaremos a los pacientes sin almuerzo", "van a hacer cambios radicales", "no pagan impuestos", "el regidor sale con la Montes", "los jóvenes son sucios (por sus formas de vestir), no hacen nada", "el alcalde se está haciendo una torre", "las plazas municipales de ocupación ya están otorgadas", "total, ya se sabe", "les dan cochecitos de bebé, los más lujosos", "les atienden primero", "si, y además durante cinco años, no pagan impuestos", "la policía no actúa cuando se le necesita", "los secuestros expres",  "sino hablas el idioma local, no puedes trabajar", "la piscina la cierran los miércoles para que se bañen ellos", etc., cuela y el rumor empieza a rodar de forma imparable.

He aquí un cuadro con los rasgos del rumor, nos permite verlo en su profundidad:


Es una información de cierto interés público, de actualidad
De otra forma nadie se molestaría en transmitirlo ni perdería el tiempo escuchándolo, y el rumor "moriría" pronto. En contraposición a la leyenda.

Su objetivo es convencer
En contraposición al cuento.

De propagación "vírica"
El sistema de propagación del rumor hace que se extienda con rapidez, y a su vez cada receptor se convierte en un nuevo emisor. El rumor busca dañar los sistemas y continuar su propagación.

Irracional

Juega sobre un prejuicio, imposible de razonar. La premisa de la que parte es falsa desde el principio (según la verdad oficial). Adquiere la forma de sentencia.

Caótico, confuso
Siembra la duda, alimenta el caos.

Intencionado
Algunos actores sacan provecho de la situación. Otros simplemente hacen que ruede la cadena de manera pasiva.

Una estrategia de "guerra"
Una forma de "alinear las tropas" y confundir al "enemigo". Mantiene la "tropa" informada de lo estrictamente necesario, mientras busca despistar al verdadero "enemigo".

No tiene rostro
La gran fuerza del rumor reside en su clandestinidad. Objetivamente no sabemos la fuente emisora. Nadie se hace cargo y goza de total impunidad.


No respeta reglas
Se mueve oculto. No respeta las reglas abiertas del debate oficial. La convivencia ciudadana está basada en reglas sociales de interacción, de normas de convivencia y de respeto a los derechos de cada persona. Sin lo cual se rompe el equilibrio.


Aún hay personas y grupos de personas quienes piensan que algunos rumores se generan solos, por generación espontánea. Detrás de un rumor hay una intención, por lo tanto, hay una fuente

A este conjunto de características que definen la naturaleza del rumor se le añade las leyes que utiliza para "atrapar el interés" del entorno:

La ley de la clandestinidad: puede decir lo que quiera porque no conocemos su rostro ni identidad.
La ley de lo incuestionable, la información no está sometida a juicio; no se cuestiona.
La ley de la curiosidad, el rumor ejerce una poderosa atracción en los receptores. 
La ley de la rapidez, su capacidad de propagación y de reproducción lo hace imparable. 
La ley de la proximidad, crea un vínculo de influencia que ejerce una persona sobre otra.
Ley de lo mutable, actúa como un racimo de uvas, del cual surgen nuevos rumores con nuevos significados.
Ley de lo perdurable, el rumor perdura en el tiempo a través de la retención (la memoria) y la narración selectiva.


Todas las características enunciadas concurren en el rumor, pero ni son exclusivas de él ni lo definen de forma satisfactoria. No podemos directamente asimilar los rumores a proposiciones falsas y, por otro lado, es experiencia común que la veracidad y la verificación no son siempre etiquetas que acompañen a todas las informaciones.


Rumores y estereotipos

En realidad y por naturaleza los grupos humanos tienden a confiar en los demás. El rumor busca romper esa confianza. La gente puede tener miedo, puede tener prejuicios, puede tener resentimiento... pero no desean ver perdido el equilibrio del entorno en el que viven."

El rumor sobre personas pertenecientes a minorias se puede transformar en una etiqueta colectiva (un estereotipo). Ésta permite economizar de manera efectiva el esfuerzo que supone interpretar constantemente la realidad social que nos rodea.

El estereotipo com creencia puede llevar al prejuicio como actitud y a la vez comportar discriminación como forma de comportamiento.

Imatge d'enllaç permanent incrustada

¿Què esconde el rumor?

Los rumores cumplen con los requisitos comúnmente aceptados para la comunicación humana. Se trata de transmisión de información entre personas, realizada mediante signos que se utilizan con el interés de causar un efecto más o menos previsible. En consecuencia, debe aceptarse que, como cualquier otro medio de difusión de mensajes, puede ser utilizado bien o mal.

Los rumores no tiene porqué ser falsos. La concepción negativa que asocia a los rumores con la falsedad pretende que la única comunicación que existe es la controlada. Los rumores mismos presentan otra versión: no hay más información que la que procede de una comunicación libre.


Detrás del rumor letal hay una fuente con intereses concretos: crear desprestigio para ganarlo él,  crear discordia (vieja estrategia "divide y reinarás), potencia el recelo ante "las falsas creencias y presuposiciones" que transmite el rumor y  alimenta el resentimiento para reforzar los ánimos para ir "en contra de".

Si al poder del rumor en sí,  le añadimos los sistemas actuales de propagación de información nos podemos encontrar ante fenómenos de influencia social muy poderosos. Las consecuencias  pueden ser incontrolables.

Los rumores no son los problemas. Pero al generar un "pensamiento delirante" colectivo,  puede crear más problemas y hacer de los problemas existentes una mayor carga. 

¿Cómo detener o desactivar los rumores?

Detener un rumor letal no es una tarea fácil. Ahora sabemos lo que son, lo que los mueve y lo que crean en los entornos sociales. Por eso, es de vital importancia para el equilibrio de los grupos sociales, saberlo todo sobre el rumor. Hay que saberlo todo sobre el rumor para poder atajarlos, antes de que provoquen situaciones irreversibles.

El único medio verdaderamente eficaz para eliminar los rumores consiste en prohibir que la gente hable. En efecto, si se pretende que sólo circule información fidedigna, no hay otro camino que controlar la palabra, impidiendo toda noción que se aparte de la oficial. Desde esta perspectiva, se entienden los cinco "consejos" propuestos por Knapp para evitar la proliferación de los rumores:

1º. procurar que la gente conserve una absoluta confianza en los medios de comunicación oficiales, evitando que acudan a otras fuentes.

2º . alimentar una fe total del pueblo en sus gobernantes, de forma que no se dé lugar a sospechas ni a falta de confianza en su gestión.

3º . cuando se produzca un acontecimiento de especial importancia deben difundirse rápidamente el máximo de informaciones explicando el suceso.

4º . establecer los medios eficaces para eliminar todos los focos de ignorancia, puesto que no basta con limitarse a difundir las noticias.

5º, mantener a la población libre de la ociosidad para no dar lugar a la invención de historias.

Igualmente, es verdad que un rumor letal puede provocar los mayores desastres. La mayoría de los desastres que ocurren producidos por los fenómenos de los rumores se hubiesen podido evitar. Entonces hay que actuar.

Todas las personas cuentan potencial y racionalmente con todos los recursos para cambiar y actuar eficientemente para combatir el rumor.

La experiencia demuestra que si los grupos actúan de manera organizada y sistemática el rumor,  a medio y a largo plazo, consiguen ganar un buen terreno al rumor. Para ello, es necesario un protocolo, surgido del trabajo de campo; el protocolo ha de activarse y mantener un registro de los diversos rumores y las consecuencias que van dejando detrás. El protocolo en 8 pasos debe tener en cuenta:

EL TERRITORIO: evaluar, medir y hacer cálculos del terreno, cantidad de personas, grupos, seguidores, detractores, datos. Focos de propagación, lugares más proclives. 

NATURALEZA DEL RUMOR: ¿Qué malestar genera? ¿Cómo es su esencia?: irracional, absurdo, buscar culpar, etc. 

FINALIDAD: ¿Qué intenciones tiene? ¿Por qué se da en este momento? (Agravios comparativos, reacción compensatoria, desprestigio social,  etc.) 

FUENTE: ¿Quién o quienes están detrás?  Generar hipótesis, Formas de afrontarla.

¿EN QUE FASE SE ENCUENTRA: ¿Es corta la información, precisa? ¿Qué tipo de ambigüedad vehicula? ¿Arrastra historias anteriores? Etc. 

GRUPOS IMPLICADOS: Sectores que avalan y sectores que rechazan.

ACTUACIONES: Plan de Acción, ¿Se comporta como oportunidad? ¿Se puede crear un contra rumor?  ¿Recursos con los que contamos? ¿Quién dirige las acciones?

SE MODIFICA LA PERCEPCION?  Constatar si se modifica la percepción por poco que sea. Seguimiento acciones: mediación, diálogo, prevención, calendario. Construir un mundo entre todos. Generación de compromisos con los diversos sectores sociales: "-esto es cosa de todos-". Creación de memoria: archivos de rumores, "-¿Os acordáis cuando sucedió...?-"

A nivel individual, es mucha la tarea que se puede hacer; desde una posición cotidiana de "hacer la cacería de manera sistemática a la ambigüedad" utilizando las herramientas de "indagación activa" o criba socrática: ¿Quién te lo ha dicho? ¿Lo has visto, lo has visto tú? ¿La persona que te lo ha dicho tiene pruebas de ello? ¿Quieres que te acompañe y lo comprobamos? 

Y acabar con un "¿No será eso acaso un rumor?"


Fuentes: MigraInfo 37 (Diputació de Barcelona), Comunicación y Sociedad (Universidad de Navarra)


Comentaris