#15M Somos mejores, somos más

Dos años ya desde aquel mayo indignado del 2011. Casi dos años desde el 15M. Han pasado tan rápidos como angustiosamente lentos parecen los cambios, cómo angustiosamente irreversibles parecen los retrocesos. Y sin embargo, hemos cambiado tanto y hemos avanzado tanto que, si nos lo hubieran dicho hace dos años, no lo hubiéramos creído.

Hemos descubierto que SÍ SE PUEDE. Y hemos recordado que SE DEBE. 
El 15M no es ayer, no es hace 2 años. El 15M sigue hoy. Y nos sigue cambiando. No somos los mismos. Somos mejores que antes. Somos mejores que ellos. Y somos más.
Javier Gallego en Lo llevamos crudo

Dos años ya desde aquel mayo indignado del 2011. Casi dos años desde el 15M. Han pasado tan rápidos como angustiosamente lentos parecen los cambios, cómo angustiosamente irreversibles parecen los retrocesos. Y sin embargo, hemos cambiado tanto y hemos avanzado tanto que, si nos lo hubieran dicho hace dos años, no lo hubiéramos creído. Muchos hemos cambiado como personas, como trabajadores, como ciudadanos. Muchos han cambiado muchas conciencias y han opuesto el compromiso a la falta de conciencia de unos pocos. Muchos han conseguido poner freno a la pendiente por la que nos empuja el 1%. Muchos se han movido. Mucho se ha movido. Mucho se ha removido, aunque algunos no lo vean, aunque algunos lo nieguen.
Y ese movimiento es el movimiento 15M, llámalo espíritu del 15M, llámalo despertar, indignación, cabreo, hartura, protesta, compromiso, participación. Llámalo como quieras, es política. Es la política que estalló en el 15M aunque venía fraguándose durante años incluso. Mucho se le ha criticado al movimiento que no se haya metido en política. ¡Pero si el 15M no ha sido otra cosa que política, política pura, política de base, política de barrio, política hasta el tuétano, política participativa, política política! Se hace mucha más y mejor política en el 15M que en el Congreso.
El 15M es como el zapatismo. Todos somos Marcos. Todo es 15M.  Incluso los que no han participado en el 15M y se mueven, están haciendo 15M. Incluso los que lo denigran, están haciendo que se hable del 15M. Los que lo quieren destruir lo ayudan a crecer. Le critican al 15M que no haya conseguido apenas nada pero el 15M ha conseguido evitar que ahora mismo estemos en la nada. Y ha conseguido, hemos conseguido, mucho.
Hemos conseguido unirnos en mareas que pelean con un impulso contagioso. Se han evitado privatizaciones de hospitales y venta de universidades. Se ha puesto al descubierto la maniobra de privatización del gobierno.  Se han evitado cientos de desahucios y se ha logrado que la mayoría de la sociedad clame para que se detengan. Se ha conseguido llevar una iniciativa popular con millón y medio de firmas al Congreso y se ha obtenido una sentencia del tribunal europeo contra la abusiva ley hipotecaria española. Se ha sentado a Rato y a los 33 de Bankia en el banquillo. Se ha redoblado la vigilancia sobre los chorizos que nos roban el pan. Se está consiguiendo minar el bipartidismo. Se están impulsando nuevas formas de participación y mayor transparencia.  Se han tomado las plazas, las calles y los barrios. Han surgido nuevos periódicos más independientes y comprometidos con el ciudadano. Hemos descubierto que SÍ SE PUEDE. Y hemos recordado que SE DEBE. ¿Qué más queréis?
Sí, se puede pedir más y algunos días, lo reconozco, me vence el desánimo ante la avalancha de retrocesos, ante la parálisis, apatía, cobardía de una parte muy numerosa de esta sociedad, cómplice del robo. Pero esos días me digo que aún queda mucho por hacer, que cuanto peor estemos más razones para seguir tenemos. El 15M no es ayer, no es hace 2 años. El 15M sigue hoy. Y nos sigue cambiando.
Cuánto hemos cambiado. Cuánto hemos conseguido cambiar algunas cosas. Y cuánto nos queda por cambiar. No somos los mismos. Somos mejores que antes. Somos mejores que ellos.
No somos los mismos. Somos más. Somos muchos más que ellos. A ver si nos damos cuenta de una puñetera vez. 

Comentaris