Qué es y qué no es la Animación Sociocultural (ASC)

La educación en el tiempo libre infantil y juvenil, nace como una parte de la Animación Sociocultural. Es ésta última un intento que apunta, en Europa ya desde principios de siglo, a favorecer el crecimiento y desarrollo cultural y social de los pueblos en los que se lleva a cabo.


La ASC no tiene que ver con:

Una educación mecánica (para la ASC no existen diferencias entre animad@r)Únicamente entretenimientoPopularizarÚnicamente utilización de técnicas porque sí (en ASC los objetivos deben estar claros)

La ASC es un método, una manera de trabajar.

Principios de la ASC
  • Fe en la persona. El educad@r tiene fe en la persona y cree que cualquier persona es capaz de decidir lo que le conviene.
  • Fe en el grupo. La corriente de la animación piensa que el grupo es bueno para las personas, que el diálogo es importante.
  • Fe en la acción social-política. La persona no alcanza la plenitud si no participa en la realización de la sociedad en la que vive.

Ayudar a crecer a cada un@, unid@ a los demás, para hacer un mundo distinto.

Objetivos de la ASC

Que la persona llegue a:
  • Situarse para comprenderse y comprender
  • Tomar posición frente a la realidad y hacerse responsable de su vida
  • Movilizarse (pasar a la acción)
  • Organizarse
  • Participar activamente


Valores que se buscan
  • El pluralismo ( aceptar distintas opiniones, incluso en su mismo grupo)
  • La  toma de conciencia de la realidad
  • La libertad de elección (objetivo)
  • La democracia
  • Las relaciones humanas
  • La autonomía personal
  • La participación
  • La comunicación


La animación, modelo educativo

Como modelo educativo subraya dos grandes elementos:

Un tipo de relación que se establece entre las personas que se defina como democrática y de intercambio, no de autoridad o imposición.
Un modo de concebir el proceso de animación en el que se privilegia el protagonismo del sujeto, la personalización del ritmo, la globalidad, la participación y elaboración comunitaria.

“Educar desde la animación implica entender que el verdadero cambio brota del interior de la persona, según ella se oriente en libertad hacia un proyecto de vida. El educad@or puede incidir en el ambiente, proponer un modelo de vida y un cuadro de valores, pero es el/ella joven (o el adult@), sujeto y protagonista de su desarrollo, quien lo interioriza. El estilo y el método de animación  lo hacen posible”

Criterios metodológicos de la animación
  • Análisis de la realidad es el punto de partida: conocer cada persona y su contexto.
  • Las propuestas educativas deben adecuarse y concretarse, teniendo en cuenta la situación de la persona y el valor que busca.
  • Las propuestas deben diferenciarse para que puedan caber en ellas todas las personas, especialmente las más débiles sin frenar a las “rápidas.”
  • Racionalidad y claridad de objetivos
  • Gradualidad y continuidad: un cambio progresivo
  • La participación y responsabilidad de las personas en sus procesos de formación

Comentaris

saritata ha dit…
GRÀCIES !