#Tomatubanco Es tu dinero. Tú decides

Es probable que tu banco o caja de ahorros te haya engañado: compraste participaciones preferentes. Aunque no sea tu caso, te entretendrá seguir leyendo. Muchos de los afectados por las preferentes no viven en internet, tú sí. Pregunta a familiares y amigos.
Tenemos un plan. Legal, claro. De momento no lo podemos contar, cosas de estrategia. Pero podemos aconsejar qué hacer para que empiece a funcionar. Únete a otros en tu misma situación. No tienes nada que perder, la unión hace la fuerza. Si conseguimos organizarnos, si creemos en nosotros mismos, podremos ser quienes impongan el contrato al nuevo “administrador de valores”.


El primer paso para recuperar tu dinero es seguir las siguientes recomendaciones:
No firmes nada que suponga modificar tu contrato de preferentes. Conserva tus participaciones.
Pronto te explicaremos por qué. Advertimos que lo primero que te dirán es qué hace usted, que eso es terrible, malo, muy malo para usted. Que perderás aún más. Contesta -o piensa para ti mismo- que sí, que lo sabes. Pero que te has enterado de que es aún peor para ellos.

Pregunta en tu sucursal dónde ha ido a parar tu dinero.
Las participaciones preferentes son participaciones, tal y como su propio nombre indica. Tienes una parte de quién te ha vendido las participaciones. Como si fueras ”accionista”. No es exactamente así pero se parece bastante. Las cajas y bancos crearon sociedades cuyo único fin era vender las acciones de esas mismas sociedades que crearon. ¿Quién tiene tu dinero ahora? ¿Qué sociedad lo recibió?. “Me han dicho que si yo me he hecho dueño de una parte de algo, ese dinero debe estar en alguna cuenta, y ha de administrarlo alguna persona en concreto. ¿Dónde puedo contactar con ella?”. Son preguntas legítimas a las que deben contestar.

Coge el contrato de “DEPÓSITO Y ADMINISTRACIÓN DE VALORES” y pregunta, en otro banco o caja, si pueden hacerte un contrato de administración de valores simple, sin complicaciones.
Procura que tus preferentes estén en otra parte distinta, lejos de las manos de quien te las vendió. Verás como tampoco le gusta a tu banquero cuando se lo digas. Pregunta por ahora. Sólo infórmate en otra entidad si quieren administrar tus preferentes. Pide una copia del contrato de “Depósito y administración de valores”, para leer en casa tranquilamente.
El siguiente paso es agrupar las participaciones. Queremos facilitar el encuentro con otros afectados, y estamos trabajando en implementar un sistema fácil y útil. De momento, puedes mostrar tu interés enviándonos un correo a tomatubanco@gmail.com, no olvides mencionar qué entidad – Informa a todo aquel que conozcas para que también se pueda unir. Os proporcionaremos apoyo y asesoramiento sobre cómo actuar.

Además, estamos habilitando una sección para que podáis consultar dudas personales. De momento no disponemos con medios para contestar todos los correos y comentarios cómo nos gustaría. Si eres un economista o jurista afín, y tienes ganas de colaborar, no dudes en ponerte en contacto.

Síguenos aquí, en @tomatubanco o Facebook para estar al día a medida que ampliemos la información.

Comentaris