Rosa Parks

Rosa Parks trabajaba de costurera de unos grandes almacenes en Montgomery, Alabama. El 1 de diciembre de 1955, Rosa cogió el autobús de vuelta a casa y, como todos los días, se sentó en los asientos permitidos para gente de color, los de la parte de atrás del vehículo. Sin embargo, según avanzaba el trayecto fueron faltando sitios y cuando el conductor se dio cuenta que un ciudadano blanco estaba de pie paró el autobús para pedirle a Rosa que cediese su asiento. Esta “simplemente estaba cansada del maltrato” y se negó a levantarse, el conductor acabó denunciándola y fue encarcelada por su conducta, acusada de perturbar el orden público.                                                                                      En tierra de nadie


No era el primer incidente de este tipo en Alabama pero esta vez no iba a pasar de largo. La comunidad negra estaba cada vez más indignada y mejor organizada así que se movilizó contra la detención de Rosa Parks. Sólo cuatro días después de la detención, 5 de diciembre de 1955, nace la Montgomery Improvement Association dirigida por Martin Luther King, un joven pastor bautista todavía desconocido que iba a liderar las protestas contra la segregación de autobuses.
Rosa Parks Detenida
Más de treinta mil afroamericanos se juntaron para boicotear el servicio de transportes y realizar marchas reivindicativas. La oleada de manifestaciones duró trescientos ochenta y dos días. Mientras tanto el caso Parks llegó a la Corte Suprema del país que declaró inconstitucional la segregación de los ciudadanos. Un año después, el gobierno de Estados Unidos abolió cualquier discriminación en los lugares públicos.

El incidente del 1 de diciembre fue “la chispa” que encendió las protestas y a partir de entonces Rosa Parks es un símbolo de la lucha por los Derechos Civiles. Sin embargo Rosa llevaba tiempo luchando por la igualdad de los suyos. Nacida el 4 de febrero de 1913, Rosa Louise McCailey era hija de una maestra y un carpintero. Estudió en la Montgomery Industrial School for Girls y luego en el colegio para maestros. En 1932 se casó con Raymond Parks quién la inició en el activismo político. En 1943 se adhiere al Movimiento por los Derechos Civiles y a partir de 1950 compagina su trabajo de costurera con el de secretaria de la Asociación para el Avance del Pueblo de Color (National Association for the Advancement of Colored People, NAACP) en Montgomery.

El activismo político de Rosa Parks sembró dudas acerca de su inocencia en el incidente del autobús. Sin embargo y a pesar de su compromiso con los Derechos civiles, ni siquiera ella pudo imaginar las consecuencias de su rebeldía. Con 90 años, en una entrevista a la BBC, hacía estas declaraciones: “Simplemente estaba cansada del maltrato. No tenía idea de que alguien se enteraría de lo que me había sucedido aquel día. Ni siquiera tenía certeza de que sobreviviría aquel día. Simplemente estaba cansada del maltrato. El joven blanco que estaba de pie no había pedido el asiento. Fue el conductor quien decidió crear un problema. Yo estaba sentada donde se suponía que debía hacerlo.”

A raíz de su detención Rosa Parks se convirtió en un personaje público y, tras multitud de amenazas, ella y su marido se marcharon de Alabama. Se establecerion entonces en Detroit donde Rosa consiguiço empleo con John Conyers, representante de Michigan, demócrata y afroamericano. En 1987, en homenaje a su marido recientemente muerto, Rosa fundó el “Rosa and Raymond Parks Institute for Self-Development”, instituto dedicado a involucrar a los jóvenes en el desarrollo comunitario.

Rosa Parks de discurso
Rosa Parks dedicó toda su vida a luchar por la justicia y la libertad para todos. Sus logros en el progreso de los derechos civiles merecieron numerosos premios y honores. En 1979, la NAACP le otorgó su más alto reconocimiento, la medalla Spingam. En 1983 fue incluida en el “Michigan Women’s Hall of Fame”. Pero sobretodo, en 1999, recibió la Medalla de Oro del Congreso de los Estados Unidos de América como “Madre del Movimiento por los Derechos Civiles moderno”.

Rosa Parks muere el 24 de octubre de 2005. Todo el país se vuelca entonces en su reconocimiento y honra sus restos en la Rotonda del Capitolio. Sus 92 años de vida nos dejan sus logros y una manera casi olvidada de comprometerse con la libertad y la justicia:

“Muchas cosas eran diferentes hace 40 años. Los negros vivían en una sociedad completamente segregada aquí en Estados Unidos. Los sacrificios necesarios para lograr la libertad para todos no son la prioridad para suficiente gente hoy en día. No importaba cuál fuera tu ingreso, tu educación o tu profesión”

Comentaris