Las manifestaciones están obsoletas

Soydelbierzo. Estamos inmersos en una época de cambios de gran importancia en la sociedad, el movimiento #15M ha traspasado fronteras y se ha convertido en un referente mundial para los indignados de todo el planeta.
En que esto haya crecido de manera tan rápida y se haya extendido a la velocidad de la luz han contribuido de manera dramática las redes sociales… pero seguimos arrastrando un lastre bastante importante que parece que no queremos ver… el exceso de manifestaciones que se han producido desde el 15 de Mayo hasta hoy.

Que si, que convocan a miles de personas, que estas muestran su descontento… mientras los políticos y los mercados financieros se parten el pecho de la risa.

Las manifestaciones ya no surten ningún efecto, en las municipales arrasó el PP, uno de los partidos que están en el punto de mira del movimiento y este domingo asistiremos a una de las mayores victorias de este mismo partido (salvo que se descubra que Rajoy se alimenta de tripas de bebé o algo similar antes.. y no se si así…) y mientras tanto seguimos usando las redes sociales solamente para organizar más manifestaciones, sin pararnos a pensar en que es lo que está fallando.

No voy a contar el manido argumento de que la derecha en este país no vota a su partido (porque la derecha aquí solo tiene un partido frente a la dispersión de voto de la izquierda) sino que directamente ficha… más allá de este argumento hay una campaña de marketing que no hemos sabido llevar, la de los medios de comunicación que una y otra vez nos dejan a la altura del betún… que si somos 4 gatos, que si somos violentos, que si somos gente sin trabajo y sin ganas de trabajar, vagos, maleantes…

Mucha gente no es consciente de lo que sucede fuera del movimiento y de las redes sociales… en el mundo real, la gente se alimenta de medios unidireccionales, no piensa, acepta lo que le sueltan televisiones y radios casi como un dogma de fe… así es fácil ver a una señora decir en TV que si el PP y el PSOE se han unido para cambiar la Constitución al dictado de los mercados financieros, es que es bueno para todos… y se queda tan feliz.

Por mucho que tengamos la sensación de que somos muchos y todos remamos en la misma dirección por culpa de la retroalimentación brutal que sufrimos en las redes sociales, la realidad es otra, hay un mundo ahí fuera que nos tiene por violentos marginados de la sociedad… que si, que en las estadísticas del CIS dicen que nos conoce mucha gente… pero no lo que opinan de nosotros o la percepción que se han llevado gracias a los mass media.

Durante un par de meses he tratado de estar apartado del movimiento para verlo desde fuera y he visto lo que he dicho antes, a gente violenta que está contra el sistema, que quieren derrocar al estado, que quieren la anarquía… y no os cuento las conversaciones absurdas y surrealistas a las que he asistido… desde que somos terroristas, drogadictos, sodomitas a peligrosos rojos o grupos neonazis…

No podemos competir de tú a tú con los medios de comunicación masivos, y estos no son ONG’s, son empresas que se deben en mayor o menor medida al político de turno que les concede licencias, o les llena la escaleta de publicidad institucional…

Nuestro campo de batalla debe ser otro, desde acciones de guerrilla marketing que llamen la atención de una manera graciosa y no den margen a los medios para convertirlo en un acto de gente violenta o antisistema, hasta marketing one-to-one, de persona a persona, con un buen argumentario, aclarando dudas a la gente, explicando porque un cambio en la Constitución como se hizo es un delirio, como desde Alemania y el BCE nos intentan imponer a un tecnócrata como ministro de economía para que este aplique los peores recortes y así tener contentos a los de arriba…

Todas las horas invertidas en manifestarnos, hacer sentadas, etc. multiplicadas por los miles de personas involucradas en estos actos se podían (y se pueden en el futuro) invertir en esto que propongo, en el contacto directo con familiares, amigos y vecinos, en crear Redes de Confianza que se vayan expandiendo y difundiendo la realidad que mucha gente aun no conoce por no estar en las redes sociales, o las asambleas de barrio… no tenemos que poner un punto de información en la calle y esperar a que la gente pase para darles un panfleto, debemos ir a ellos y hablar, argumentar y debatir, no solo nuestras ideas son buenas, igual esta gente despierta y descubrimos que tienen cosas importantes que aportar.

Con esas Redes de Confianza más las redes sociales podemos hacer que el movimiento cobre verdadera fuerza, organizándonos para llevar a cabo acciones reales, legales y que hagan daño a esta gente donde más les duele… el bolsillo.

Ahí tenemos el caso de La Noria, tan solo una petición on-line, un poco de ruido y un montón de desconocidos se organizar para hacer lobby y conseguir que este programa de televisión se haya quedado sin anunciantes por dar voz a la madre de uno de los inculpados en la muerte de Marta del Castillo.

Imaginaros que este movimiento espontáneo lo convertimos en algo sólido, una marea humana organizada a través de las redes sociales, no para salir a la calle a gritar consignas, sino para pararles los pies a las megacorporaciones que, con luz y taquígrafos, vienen a decir a los políticos que tienen que hacer sin contar con nosotros, los que les votamos, los que hemos depositado nuestra confianza en ellos.

Imaginaros a esos cientos de miles de personas que salen a las calles cerrando las cuentas bancarias en alguna de las grandes entidades financieras de este país y llevándose sus ahorros, hipotecas, etc. a un banco ético como, por ejemplo, Triodos Bank, o esas mismas personas pasando sus líneas de móviles a operadores pequeños como Pepephone, o cambiando de proveedor de ADSL ante cualquiera de los ataques contra la neutralidad de la red que parece que algunos grandes quieren perpetrar.

Este es el verdadero “no nos mires, únete”, esta es la verdadera acción, esto es invertir bien nuestro tiempo, es hacer algo productivo, es saber escapar de las garras de los medios de información que emponzoñan todo lo que tocan cuando va contra sus intereses y los de sus amos.

Despertamos el 15M, ahora es el momento de meternos un buen chute de cafeína para despertar del todo y comenzar a usar los medios de los que disponemos de un modo eficaz, que lo que va a suceder este domingo y en los meses venideros, no vuelva a tener lugar, hay mucha gente en coma que necesita nuestra atención directa y personal.

P.D.: No hay cosa que me gustaría más que llegase el lunes y tener que retractarme de lo que he dicho de la victoria aplastante del PP.

Comentaris