Gestionar Jugando: reinventando las relaciones de grupo


POR Felipe G. Gil | ZEMOS98 22/09/11 //
Érase una vez un grupo de personas que quería tratar de «gestionar jugando». Su idea fundamental era importar el juego para reinventar las relaciones de grupo, la forma de llevar a cabo proyectos y los eventos culturales de carácter público. Pero no querían hacerlo solas. Querían hacerlo en conjunción con otras personas, disolviendo roles y corazas previas, aprovechándose de la inteligencia colectiva. Ese es el contexto de este encuentro de verano en la Universidad Internacional de Andalucía, y esas personas son Txelu Balboa (Colaborabora), Javier Rodrigo (Transductores) y Felipe G. Gil (ZEMOS98).

A primera hora parecía haber sueño. Tras las pertinentes explicaciones sobre objetivos y metodologías, Txelu lanza una pregunta: ¿Os parece que el espacio se corresponde con el de un contexto de participación - las sillas estaban en fila, una detrás de otra, formato direccional-clásico-. La respuesta casi al unísono: NO! Tras esta demostración de que si había legañas no iban a empañar las conexiones neuronales, comienza el primer juego: el retrato.
El retrato es una excusa para darse a conocer, tienes que dibujar a otra persona sin mirar al papel y solo fijamente a la cara. Es un ejercicio que además de obligar a mirar a los ojos al otro, genera risas por la cantidad de retratos erráticos que se hacen. Es el punto de partida que da pie a otro ejercicio en el que cada participante apunta en un par de frases qué espera encontrarse y qué ha traído. Ese texto es introducido en una herramienta que genera las palabras más repetidas a modo de nube de palabras claves.
Eso genera un mapa de intereses colectivo que volveremos a utilizar en la mañana. Antes del descanso, y a modo de cita a ciegas o "speedating", frente a frente todos y cada uno de los participantes, en intervalos de tres minutos tuvieron que presentarse, contar quién eran, charlar con la otra persona, conocida o no. Esta dinámica cumplía dos objetivos claros: empezar a tener más confianza en el resto de compañeros y compañeras, volver a cambiar la dinámica del espacio.
Retomando la nube de palabras claves, una vez pasadas a papel grande para seguir ocupando nuestro espacio de formación, se pasó a trabajar la dinámica del cateto, entendida como ficha en la que cada persona rellena su "Bio contacto" (email, redes sociales, web, teléfono...), su ámbito de trabajo y responde a las preguntas: ¿por qué estás en #gestionarjugando? ¿qué esperas aprender? y ¿qué puedes aportar?.
Con cada persona con su cateto relleno se formaron grupos en los que había que realizar un esquema/dibujo/reflexión sobre intereses comunes. Las metáforas resultantes fueron muy interesantes: desde un árbol de la creatividad a un pueblo metafórico e ideal sin muros y con la educación como eje transversal del mismo.

Como trabajo final de la mañana y como parte del proceso de evaluación continua del taller, cada dinámica, cada papel pegado en la pared pasa a ser evaluado con un código de color. Sobre papeles amarillos en rojo se plantean dudas y preguntas; en verde: afirmaciones y aprendizajes; y en azul opinión e interpretaciones.
Por la tarde vino Carolina Ruiz de Spiral Teatro. Spiral Teatro es una compañía multidisciplinar de teatro que investiga, entre otros temas, en cómo usar nuestro cuerpo para el desarrollo de la creatividad y en cómo activar procesos de creación colectiva. Carol decidió prescindir del aula y nos llevó al jardín. Lo primero y fundamental: desmecanizar nuestro cuerpo. "El cuerpo es el gran olvidado", nos dice Carol. Y a juzgar por la amplitud de las sonrisas, es una gran noticia volver a usar aquel músculo que solo trabaja en determinada torsión. Empezamos a recuperar nuestro cuerpo afónico.
Pero Carol lo deja claro: "No estamos haciendo el rídiculo, estamos haciendo teatro, estamos jugando". Es entonces y tras varios juegos (siempre acompañados de reflexiones colectivas a partir de ellos), pasamos a trabajar con imágenes en grupo. Cada grupo recibió una palabra para representar en una imagen estática formada por el cuerpo. Para Carol el teatro, lo que íbamos a hacer en ese momento, se forma con un público, un espacio y unos actores y actrices. El espacio era el jardín, el público y el equipo artístico éramos los participantes.
Los grupos debían representarla ante el resto de grupos - sin que éstos supieran cuál era su palabra - y pasábamos a analizar aspectos como las energías, la focalidad y los elementos superfluos de la imagen para pasar a una lluvia de ideas sobre lo que sugiriese aquella imagen. Polisemia, multiplicidad de puntos de vista, representación multiforme, perspectivas diversas...todo con tal de darnos cuenta de que nuestro cuerpo está lleno de cuentos, historias e imágenes. Que todos tenemos la capacidad de representarlos y compartirlos. Que podemos re-ubicar nuestro uso de la palabra y actuar. Porque todas las personas somos espect-actores. Y debemos representar la utopía para saber cómo llegar a ella. Sólo un aviso a navegantes: el viaje está lleno de contradicciones.

  • Las imágenes son todas de Ricardo Barquín | ZEMOS98 y hay más en Flickr.
  • Estas crónicas serán completadas con materiales más detallados y crónicas audiovisuales.
  • Si quieres seguir algunas cosas que se van contando las participantes del taller puedes entrar a la palabra de seguimiento #gestionarjugando.

Comentaris