Trescientos jóvenes reclaman en Fuente Dorada «democracia real, ya»

«La política es aquello que ocurre mientras los partidos hacen su campaña electoral». Esta frase, pronunciada tantas veces por Raimundo Viejo, profesor de la Universidad Pompeu Fabra, cobraba todo su significado con las concentraciones celebradas en todo España en lo que se ha llamado 'Movimiento 15-M'. Y es que mientras los políticos se encuentran en la vorágine de sus campañas electorales, los ciudadanos han creado un movimiento que se ha ido alimentando en las redes sociales y que ayer fue una realidad en Valladolid, como en otras cuarenta ciudades, agolpando a unas 300 personas en Fuente Dorada.

'Democracia real ya', un movimiento que cuenta con apenas tres meses de vida, ha sabido inspirarse en las revoluciones árabes y, antes, en las revueltas de los estudiantes en Grecia y, como explicaba un integrante del movimiento, han llevado a la calle «el mismo descontento que desde hace tiempo se observa en Internet». 

Con carteles como «Yo también tomo Sol. Democracia real ya», en alusión al desalojo en Madrid, los concentrados prosiguieron con cánticos como «lo llaman democracia y no lo es» o «por qué manda el mercado si yo no lo he votado», a los que siguieron recriminaciones contra los banqueros, los partidos políticos o el sistema bipartidista y concluyeron con la lectura del manifiesto del pasado domingo. 

Jesús Puebla, uno de los representantes de 'Democracia real ya' en Valladolid, considera que esto no es más que el comienzo y apuntó que esto es una «revolución con 'r' de responsabilidad, para hacer la transición 2.0, que no se ha hecho todavía en este país». También quiso dar muestra de su hartazgo y manifestó que «el pueblo quiere jugar al juego democrático, pero con mayúsculas».

Comentaris