Vivir del cuento

La recuperación de la narración oral como oficio para educar y entretener debe mucho a la experiencia de los cuenta-cuentos latinoamericanos que llegaron a España en los años 70 y 80. Con ellos el cuento traspasó el umbral de escuelas y bibliotecas para convertirse en espectáculo en plazas, centros culturales y locales de todo tipo. De hecho cada día son más los que quieren aprender uno de los oficios más antiguos de la humanidad: el arte de explicar historias. Incluso hay quien cuenta que se puede "Vivir del cuento".


Comentaris