En en esta sociedad aun podemos encontrar islas de utopía.

En el año 80 Marinaleda protagonizó una huelga de hambre masiva durante trece días y con la participación de 700 personas. Era una hualga de hambre contra el hambre y el motivo era reivindicar más dinero y una regulación más exacta del antiguo Empleo Comunitario.



La huelga se saldó con éxito. A partir de ahí comenzaron la lucha por la tierra y las ocupaciones de fincas que nos llevarían a hacer realidad la vieja consigna revolucionaria de la tierra para el que la trabaja. 

Para ello en el año 84 ocupamos el pantano de Cordobilla con una consigna, agua para regar la tierra y con una intención, conseguir que se pusieran en riego el cortijo de los Humosos propiedad del duque del Infantado porque este era el único resquicio que dejaba la ley para poder expropiarle la finca a este gran terrateniente. Estuvimos 30 días, el grado interno de solidaridad, convivencia y compañerismo sería el cimiento de las luchas que a continuación tendrían que darse para conseguir el viejo sueño de la tierra. 

A partir del año 85 se comienzan una serie de ocupaciones (más de 100) que nos llevaran a realizar todo tipo de acciones pero siempre centrados en la tierra llegando incluso a permanecer en la finca durante 90 días y 90 noches. Ni que decir tiene que la Guardia Civil nos expulsaba a diario y que tuvimos infinidad de procesos judiciales por estas luchas. 

En el año 91 nos notifican que tendremos por fin la tierra. Serán 1200 Has. de tierra conquistados tras muchos años de lucha y por primera vez en 5000 años de la historia de Andalucía. 

En el 92 y en el 94 las luchas contra las peonadas y por un puesto de trabajo llevan a una serie de acciones radicales como la ocupación del Banco de España, la paralización del AVE en varias ocasiones, del aeropuerto internacional de San Pablo o las ocupaciones de el Palacio de San Telmo, Canal Sur Radio TV así como manifestaciones todos los días por las distintas calles de Sevilla. Al final las peonadas se reducirían de 60 a 35 no sin antes sufrir el engaño de la delegada del gobierno en Andalucía Dña. Amparo Rubiales. 

En el año 1997 comenzamos a poner en marcha el Humoso una vez que ya tenemos instalado de riego toda la finca. A partir de ahora ya no se oirá la voz del amo sino la de los jornaleros que a partir de ahora serán los propietarios colectivos para crear y repartir la riqueza que ellos mismos producen. 

En 1999 comienza a funcionar la primera industria en Marinaleda que también será propiedad colectiva de los obreros y que vienen a multiplicar el empleo y a dar un salto cualitativo y en la apropiación colectiva de los medios de producción. 

Cuando llegamos al año 2000 con la tierra y con la industria del pimiento de piquillo, la haba, la alcachofa y la aceituna estamos muy cercanos a alcanzar el pleno empleo. 

En el año 2001 nuestro sindicato convoca una huelga general en el campo sevillano con participación de piquetes masivos de nuestro pueblo en los que cada día han participado más de 100 personas por la conquista de un convenio justo. En La Rinconada ese día fuimos tiroteados por un terrateniente sin que la justicia hiciera otra cosa que como tantas veces hacer "la vista gorda". 

En el año 2002 se celebra en Marinaleda un encuentro estatal del movimiento antiglobalización ya que Sevilla y sus autoridades (Diputación y Ayuntamiento) habían negado las instalaciones para este evento debido al miedo que produce la criminalización interesada del mismo. 

Para nosotros esta celebración ha sido un honor ya que llevamos años luchando por la construcción de la utopía desde un presupuesto básico que hoy defiende el movimiento antiglobalización como es la soberanía alimentaria, el derecho a la tierra al agua y a las semillas por parte de los pueblos porque estamos cansados de la presencia destructiva y opresiva de los terratenientes, los aguatenientes y los semillatenientes que son las grandes multinacionales. 

Fuente: Vídeo de RTVE sacado de Youtube
Historia: Sacada de página web oficial de Marinaleda

Comentaris